Skitergia

Parametrizando el mundo



Trabajar bajo presion

by Skiter on 14 abril, 2011

Recuerdo que una de las “aptitudes” que intentaban desarrollar en nosotros en la universidad era el trabajo bajo presion. Siempre me ha parecido una chorrada, y ahora como currito más, porque todo trabajo bajo presión es un trabajo mal planteado, y de ahí­ no puede salir nada bueno.

Esta semana, sin lugar a dudas, podrí­amos decir que ha estado mal planificada, porque los trabajo previstos (mal calculados) se han visto peligrosamente cerca de salirse de la fecha limite de entrega, gracias a los imprevistos tí­picos de cualquier semana normal y algún que otro compromiso previo. Y eso, cuando se trata de clientes y no de prácticas universitarias, es poco conveniente.

Pero parece que el ser humano, o al menos Skiter, trabaja mejor bajo presión que con una holgada planificación. Llevaba bastante tiempo con ganas de recuperar ese nivel de concentración extremo que hace que no te des cuenta del paso de las horas, que termines reventado, durmiendo demasiadas pocas horas y con excesos de cafeí­na en el organismo...pero feliz y contento, sobre todo con los resultados. Rarezas de esas de "jodido pero contento" que solo se entienden dentro de un refrán.

"Causalmente", como premio tras la entrega hoy del producto terminado, me he dado un premio y me he permitido ir al cine, casualmente a ver la pelicula Limitless (aqui se ha llamado "Sin Limites"), en la que un escritor fracasado recurre a una "droga" para potenciar su rendimiento cerebral y conseguir el éxito. El gran problema es el bajón que le da cuando se le pasan los efectos y sufre el efecto contrario, volviéndose lento, vago e inútil (y ya no os cuento más de la peli, para no fastidiarosla).


Me ha resultado curiosa la similitud con el trabajo bajo presión porque, tras la euforia durante la cual eres poco consciente de lo que ocurre a tu alrededor (drogado o trabajando), te sientes como un todopoderoso orgulloso, pero también llega el bajón y te quedas hecho una piltrafa humana, incapaz de decidir si le pides al camarero un coca-cola o una cerveza (yo hoy al final la cerveza me la estoy tomando en casa :P).

Conclusión: las drogas no son buenas. Trabajar bajo presión tampoco...aunque resulte altamente excitante (en ocasiones).

A %d blogueros les gusta esto: