Skitergia

Parametrizando el mundo



Category Archives: Politica sociedad y otras memeces

No me gustan los gays.

by Skiter on 20 febrero, 2014

– Eres un homofobico??

– Rotundamente no.

– Entonces?

 

Lo comentaba el otro dia con un amigo. La homosexualidad me parece algo antinatural. Estamos diseñados para procrear, y cualquier comportamiento que se salga de nuestro diseño hace que no estemos cumpliendo nuestra función. Nos volvemos inútiles. Y en la naturaleza no existe lo inutil. O, por lo menos, no perdura. Un mundo lleno de homosexuales únicamente, no duraría más de una generación porque, si eres homosexual, o naces, o te haces (eso no lo se), pero no dejas de ser lo que eres: humano.

 

Seguis creyendo que soy homófobo?? Normal, si solo leéis hasta aqui. Lo que digo arriba puede ser tomado como una opinión personal, pero creo que sólo son datos objetivos. Ahora, donde está la diferencia??

 

La diferencia radica precisamente en que somos humanos. Somos antinaturales por naturaleza (toma!). Por alguna razón, dentro de ese diseño con el que llevamos naciendo y viviendo desde que dejamos de ser monos, está también nuestra capacidad de pensar, adaptarnos, moldear nuestro entorno. Es una capacidad que nos permite superar nuestras limitaciones “naturales” y hacer las cosas saltándonos las reglas (algunas, al menos) que nos regían cuando solamente éramos animales. Fabricamos ropa para calentarnos y poder vivir en entornos “antinaturales” para nuestro diseño. Cultivamos nuestros propios alimentos, criamos los animales de los que nos vamos a alimentar, volamos, navegamos, vivimos más tiempo cada vez, nos comunicamos a distancias kilométricas, respiramos debajo del agua, y un sin fin de cosas mas que no estan en nuestro diseño original.

 

Seguimos necesitando el sexo para procrear, y seguramente nuestra parte animal sea la que, persiguiendo tal fin, nos incite a conseguirlo y nos haga difrutarlo. Pero hemos sido capaces de encontrar la forma de poder practicarlo saltandonos la regla de la procreación (hablo de la invención de los anticonceptivos). Estamos siendo antinaturales entonces tambien, ¿no?.

 

¿Y es eso malo? Para nada. Es evolución. Es adaptación. Y si no lo es para los heterosexuales, por qué iba a serlo para los homosexuales?? Hemos quedado que ambos son solo tipos de humanos, ¿o no? La homosexualidad no es más que un comportamiento antinatural más de la especie humana (objetivamente). Ni bueno, ni malo. Ni mejor, ni peor. Sencillamente otro más.

 

Por eso, la respuesta no es para nada sencilla, y mucho menos se podría explicar en una sola frase. Habria que hablar de toda la historia de la humanidad. De la cantidad de cambios y evoluciones antropológicas que hemos desarrollado a lo largo del tiempo, desde que aún eramos recolectores hasta los tiempos actuales en que nos creemos que ya lo sabemos todo. No es tan facil responder, y mucho menos ser objetivo respondiendo, porque en nuestra propia naturaleza está diseñado el poder de hacer lo que nos dá la gana.

 

Os dejaba por aqui el otro dia el discurso de la actriz Elen Page en la HRCF’s to Thrive Conference en español, en el que declaraba públicamente su condición sexual. Yo me quedé con una parte de sus discurso que, independientemente de la orientación sexual de cada uno, es aplicable a todo el mundo, porque reivindica algo necesario para solucionar todos los problemas que aún tenemos como especie, aplicados a la diferencia de razas, género, ideologia, y cualquier otra diferencia que nos podamos inventar entre nosotros:

“Estáis aquí porque habéis adoptado como una motivación fundamental el simple hecho de que este mundo sería mucho mejor si simplemente hacemos un esfuerzo por ser menos horribles entre nosotros. Si tomásemos a sólo 5 minutos en reconocer la belleza de cada uno, en lugar de atacarnos unos a otros por nuestras diferencias. No es difícil. Es realmente una manera más fácil y mejor para vivir. Y en última instancia, salva vidas.”

 

[caption id="attachment_2577" align="aligncenter" width="500"]Ellen Page en la HRC (fuente HRC) Ellen Page en la HRC (fuente HRC)[/caption]

Ahí radica realmente el problema. Con esa frase se explica por qué no me gustan los gays. Porque mi respuesta está incompleta: “no me gustan los gays que son molestos”. Los gays estrafalarios, las “locas”, los tocones, los exibicionistas, los gritones, los intolerantes, los inadaptados. Al igual que no me gustan los hooligans violentos, los sudamericanos gritones, los borrachos crónicos, las marujas criticonas, los “chuloputas”, las feminazis, los … Pilláis la idea, no?? No me gusta todo aquel que reivindica su “derecho” a que yo le respete, por delante de su “deber” de respetame a mi en mis derechos. No me gusta nadie que reivindique su derecho de poder ser y hacer lo que quiera, pisoteando mi derecho de hacerlo yo también.

 

Pero es algo de doble sentido. Para que cualquier persona no me moleste, yo he de no molestarla a ella primero, independientemente de lo que pueda yo opinar, difiera o no de sus opiniones.

 

Porque el hecho de que yo piense que la homosexualidad no es parte de nuestro diseño natural, no implica que tu no puedas ser gay. Solo es mi opinion. Porque el hecho de que seas gay, no implica que a mi me tenga gustar. Solo es tu vida. Tu eliges ser y hacer lo que te de la gana, y yo elijo y soy lo que me da la gana. Y la convivencia de ambos será perfectamente compatible mientras mis decisiones no te afecten a ti, ni las tuyas me afecten a mi, porque desde la convición personal elijamos respetarlas ambos.

 

Todos tenemos la capacidad natural de hacer lo que nos de la gana, pero nos falta aún la capacidad de respetar que todos los demás hagan tambien lo que les de la gana. Y mientras no seamos capaces de cumplirlo en todos los casos, subjetiva y objetivamente, seguiremos teniendo los problemas que tenemos entre nosotros.

El discurso de Ellen Page en la HRCF’s to Thrive Conference en español (spanish)

by Skiter on 15 febrero, 2014

[caption id="attachment_2577" align="aligncenter" width="500"]Ellen Page en la HRC (fuente HRC) Ellen Page en la HRC (fuente HRC)[/caption]

Creo que es un discurso tan adecuado, que debe estar traducido a otros idiomas, para los que no sepan ingles.

Fuente Original // Traducción automática de google

Video:

 

 

Hola! Wow. Gracias.

Gracias Chad, por tus amables palabras y por el trabajo incluso más amable que tu y la Human Rights Campaign Foundation hacéis todos los días, sobre todo en nombre de la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y personas transgénero jóvenes aquí y en todo Estados Unidos.

Es un gran honor estar aquí en el momento inaugural de la conferencia, but es un poco raro, también. Aquí estoy, en esta habitación gracias a una organización cuyo trabajo admiro profundamente. Y estoy rodeada de personas que convierten en el trabajo de su vida el hacer la vida de otras personas mejor. Profundamente mejor.

Algunos de vosotros enseñáis a los jóvenes. Algunos de vosotros ayudáis a los jóvenes a sanar y a encontrar su propia voz. Algunos de vosotros escucháis. Algunos de vosotros tomáis medidas. Algunos sois jóvenes, lo que hace que sea aun más raro que una persona como yo os esté hablando.

Es raro, porque aquí estoy, una actriz, representando al menos de alguna forma a una industria que coloca a las normas que machacan en todos nosotros. No sólo los jóvenes, sino a todos. Los estándares de belleza, de una buena vida, de éxito. Normas que, no me gusta admitirlo, me han afectado. Tennéis ideas sembradas en vuestra cabeza, pensamientos que nunca habias tenido antes, que te dicen cómo tienes que actuar, cómo tienes que vestir y que tienes que ser. He estado tratando de contrarestrarlo, para ser auténtico, de seguir mi corazón, pero puede ser difícil. Pero es por eso que estoy aquí. En esta sala, todos vosotros, todos nosotros, podemos hacer mucho más juntos que cualquier persona puede hacer por sí sola. Y espero que ese pensamiento os refuerce a vosotros tanto como a mí.

Espero que los talleres a los que iremos impartiendo a lo largo de los próximos días os den fuerza. Porque sólo puedo imaginar que hay días, cuando has trabajado más horas que tu jefe, que te das cuenta o te importa, sólo para ayudar a un niño que sabes que puede conseguirlo. Días donde te sientes completamente solo. Minado. O sin esperanza.

Sé que hay gente en esta sala que van a la escuela todos los días y son tratados como mierda sin razón. O te vas a casa y te sientes como que no puedes decirle a tus padres toda la verdad acerca de ti mismo. Más allá de etiquetarte en una caja u otra, te preocupas por el futuro. Acerca de la universidad, o del trabajo, o incluso su seguridad física. Tratando de crear esa imagen mental de tu vida de que narices va a ser de ti. Puede aplastarte un poco cada día. Es tóxico, y dolorosa, y profundamente injusto.

A veces son las pequeñas cosas, insignificantes que pueden derribarte. Trato de no leer chismes, como regla, pero el otro día encontré un sitio web un artículo con una foto mía que llevaba pantalones de chándal en el camino hacia el gimnasio. Y el autor preguntaba: “¿Por qué esa pequeña belleza insisten en vestirse como un hombre enorme?”

(* Pausa *)

Porque me gusta estar cómoda.

Hay estereotipos generalizados acerca de la masculinidad y la feminidad que definen la forma en que se supone que todos debemos actuar, vestir y hablar. Y no ayudan a nadie. Cualquier persona que desafía estas supuestas “normas” se convierte en digno de comentarios y escrutinio. La comunidad LGBT (Lesbian, Gay, Bisexual, and Transgender) lo sabe muy bien.

Pero hay coraje a nuestro alrededor. El héroe del fútbol, ​​Michael Sam. La actriz, Laverne Cox. Los músicos Tegan y Sara Quinn. La familia que apoya a su hija o hijo que ha salido. Y hay coraje en esta habitación. Todos vosotros.

Me siento inspirada para estar en esta sala, porque todos y cada uno de vosotros estáis aquí por la misma razón.

Estás aquí porque habéis adoptado como una motivación fundamental el simple hecho de que este mundo sería mucho mejor si simplemente hacemos un esfuerzo por ser menos horribles entre nosotros. Si tomásemos a sólo 5 minutos en reconocer la belleza de cada uno, en lugar de atacarnos unos a otros por nuestras diferencias. No es difícil. Es realmente una manera más fácil y mejor para vivir. Y en última instancia, salva vidas.

Por otro lado, puede ser la cosa más difícil que haya. Porque amar a otras personas comienza con amarnos a nosotros mismos y aceptarnos a nosotros mismos. Sé que muchos de vosotros habéis tenido problemas con esto. Y me voy a aprovechar de vuestra fuerza y ​​vuestro apoyo de manera que no os imáginais.

Hoy estoy aquí porque soy gay.

(* Pausa *)(* Aplausos *)

Y debido a que tal vez pueda marcar una diferencia. Para ayudar a los demása que les resulte más fácil y más esperanzador. En lo que a mi se refiere, siento una obligación personal y una responsabilidad social.

También lo hago de egoístamente, porque estoy cansada de esconderme y estoy cansada de mentir por omisión. He sufrido durante años porque tenía miedo de quedarme fuera. Mi espíritu sufrió, mi salud mental sufrió y mis relaciones sufrieron. Y estoy aquí hoy, con todos vosotros, en el otro lado de todo ese dolor. Y soy joven, sí, pero lo que he aprendido es que el amor, su belleza, su alegría y sí, incluso el dolor del mismo, es el regalo más increíble de dar y recibir como ser humano. Y merecemos vivir el amor plenamente, por igual, sin vergüenza y sin compromiso.

Hay demasiados niños por ahí que sufren de acoso escolar, rechazo, o simplemente son maltratados por ser quienes son. Demasiados abandonos. Demasiado abuso. Demasiadas personas sin hogar. Demasiados suicidios. Vosotros podéis cambiar eso y lo estáis cambiando.

Pero no me necesitábais para deciros eso. Y eso es por lo que esto era un poco raro.

(* Aplausos *)

Lo único que puedo decir es a lo que he estado intentando llegar en los últimos cinco minutos: gracias. Gracias por inspirarme. Gracias por darme esperanza, y por favor seguid cambiando el mundo para gente como yo.

Feliz Día de San Valentín. Os quiero.

El pastor en la Serra da Estrela

by Skiter on 17 julio, 2013

[caption id="attachment_2436" align="aligncenter" width="720"]Untitled_Panorama1.Recortada - copia Un camino muy goloso[/caption]

Venia yo de arriba, después de haber subido por el otro lado a lo alto de la Serra da Estrela, gracias a las indicaciones un amable motero, su mujer y su Kawa, que en un semáforo me debieron ver pinta de despistado y cara de andar buscando lo que todo el mundo debe buscar por aquellos lares: las curvas, obviamente.

La una y media de la tarde, un calor agobiante, más de mes de Julio que otra cosa, y mucha prisa por encontrar Coimbra a tiempo de llegar a Lisboa en el dí­a. Ya habia quedado. El viaje estaba siendo impresionante y un fiasco a la vez. No me habia podido parar ni desviar todo lo que en un principio queria. Prisas, siempre prisas. Ni de vacaciones me libro de ir con prisas.

Así­ que en cuanto vi el camino que salia a la izquierda, ya casi al final de la bajada de la Serra, lo dudé un momento. La pista bajaba aún más, hasta el cauce de un riachuelo, lo cruzaba con un pequeño puente de cemento y continuaba por la otra linde por un camino de tierra más que prometedor.

– ¡¡A la mierda!! Aunque sea de noche, ya llegaré a Lisboa – pensé dentro del casco con la cabeza recalentada por el sol – ¡Ahora por el camino, que ya está bien de asfalto! .

Bajé por la pista de ripio ligero maldiciendo el ABS y las ruedas de carretera, pero sin mayor problema. Hacia el fondo del valle, a lo lejos, se veian dos casuchas destartaladas de madera vieja, subiendo por un camino menor en linea recta, hacia el origen del riachuelo que debia nacer no muy lejos.

Giro a la derecha, enfoco el rudimentario puente y cuando estoy a mitad esucho una voz fuerte que me grita:

– ¡Para! ¡Para! ¡¡Paratei y echa una foito!! -  O eso me pareció, no se si en portugués, español o en mi imaginación.

[caption id="attachment_2437" align="aligncenter" width="746"]IMG_4944.Ajustada.pequeña Llegado al rio, en el puente, una voz que me habla.[/caption]

De las sombras de una retama enorme, en el otro extremo del puente ya prácticamente en la orilla, apareció una mano que se continuaba con un brazo unido a un pequeño hombre, sentado en el borde del puente, con los pies colgando hacia el agua. Entre mi vista que iba puesta en el puente y las sombras de la retama, no me habí­a percatado de su presencia.

– Vem ieycha una foito hombre, vem. Mira que sitio.

Era un pastor. Sus pocas cabras, apenas una veintena, estaban desperdigadas por los alrededores entre los arbustos y las piedras del rí­o. Al principio, sólo cruzamos un par de saludos, un par de gestos, asentimientos de cabeza y poco más. í‰l balbuceaba cosas en lusitano que yo en mi analfabetismo portugués no entendí­a. Porque por la edad que aparentaba tener, seguramente este hombre hablase un portugués antiguo más cercano al lusitano que al actual idioma oficial. Al poco rato estaba sentado a su lado, con los pies también colgando hacia el agua y haciendo algo parecido a conversar en portuñol, hablando sobre de dónde vení­a yo, a dónde me dirigí­a, si habí­a subido a la sierra y cosas así­.

El hombre tenia la friolera de 82 años, pero con una lucidez mental que ya querremos muchos si llegamos a esa edad. Parco en palabras, eso si. Pero con una mirada profunda y unas manos que bien podrí­an clavar clavos a golpes de lo curtidas que estaban. El rostro pulido por el sol, con ese moreno más de frí­o de monte que de sol.

– ¿Y dónde vive usted?

– Ahim – dijo simplemente señalando las desvencijadas casas.

– ¿Usted solo?

– Si. Com las cabras.

– Madre mia. ¿Todo el año? – él asentí­a – ¿Y que come usted aquí­ arriba?

– Pam.

– Pan?. Pero pan y nada más?

– Y Queijo – hizo breve pausa dando el tema por terminado y, sin dejarme decir más, me preguntó – Teis una garrafa? Trai una garrafa y bebe un pouco dagua.

Se referí­a a una botella y me decí­a que bebiera agua del rí­o. Me acordé que llevaba una pequeña en una de las maletas de la moto y fui a por ella. Sinceramente, habria preferido beber de más arriba, donde el agua saltase más y estuviera mejor aireada o, al menos, donde pudiera ver claramente que no tenia mierdas de cabra, vaca o cualquier otra cosa cerca disolviéndose en el caudal. Pero lo que no mata engorda, y no me iba a poner con remilgos delante de ese pastor. Dejé el tapón arriba, trastabillé hasta el agua entre las piedras como pude, con las botas de moto, y llené la botellita.

[caption id="attachment_2438" align="aligncenter" width="713"]IMG_4945.Ajustada.Recortada.Recortada A la sombra de una retama, una manos bien curtidas.[/caption]

Estaba buena. Estaba muy buena y muy fresquita. Como solo en el monte sabe. Bebí­ y rellené varias veces, y cuando me hube saciado y quitado el calor, rellené la botella una vez más con la intención de llevarmela en la moto. Pero al ir a retrepar, me patinó una bota y casi me parto la crisma, terminando con los pies en el rio, con el agua hasta las rodillas. Así­ que al volver a intentarlo, primero le pasé la botella al pastor para poder usar ambas manos para asegurarme, sin miedo a derramar el agua de la botella sin el tapón.

Cuál fue mi sorpresa cuando al llegar arriba y levantar la vista del suelo, el pastor estaba rematando la botella y, sonriendo por el placer de haberse refrescado también, decéa:

– Aaaaahhhh…que boa.

Que listo el tí­o. Se la habí­a bebido. Me pilló desprevenido, pero no pude hacer otra cosa que reirme al ver la cara de placer del anciano. Me imagino que con 82 años no podrí­a agacharse donde quisiera y simplemente beber cuanto quisiera. Menos aún si tenia que moverse entre los pedrolos como habí­a hecho yo. Y en un dia tan caluroso, tenia que ser un suplicio poder beber solo en determinados sitios fí­sicamente accesibles para un hombre de su edad. Así­ que volví­ a bajar al agua y le rellené y pasé varias veces la botella. Cada vez que bebí­a se llevaba la mano al pecho y se frotaba repitiendo lo buena que estaba, disfrutando del placer de sentirla bajar fresquita. Tal era la expresión de su cara que, ahora, cada vez que bebo agua en un dí­a de calor, me acuerdo de él, y le presto más atención a esa sensación para disfrutarla cuanto pueda, por sencillo que parezca el disfrutar del agua pasar por la garganta.

Así­ que me acerqué de nuevo a la moto, saqué lo que me quedaba de las provisiones de queso, cecina, chorizo y pan de picos. Compartiendo la botella y las viandas, nos tiramos charlando un rato más. Me impresionó muchí­simo que cada pedazo que cogí­a lo mordisqueaba poco a poco, disfrutándolo. En total no se si se comió solamente tres o cuatro trozos de chorizo, uno de queso y un par de cecina. El remate fue cuando sin preguntar y como si fuese lo más natural del mundo, cortó un trocito del papel de plata en el que llevaba el chorizo y envolvió dos pedazos más de chorizo y uno de queso mientras decí­a:

– Par luego.

Qué impresión más grande. Cómo valorarí­a ese hombre el sabor de algo tan exótico, alli arriba, como el chorizo o el queso de supermercado. Tal sencillez y humildad, que no sé si era por respeto o por costumbre de austeridad extrema, pero no comió apenas y se guardó aún menos para disfrutarlo después. Me dejó de piedra. A mí­, con mi moto cargada de trastos y accesorios, con mi uniforme de motorista y mis pretenciosas costumbres de ciudad moderna donde lo sencillo y lo simple ya parecen no existir.

Le di todo el resto de mis provisiones. Y le habrí­a dado dinero, si le hubiera servido para algo. Pero allí­ arriba tení­an más valor una bolsa y una botella de plástico que cualquier papel verde.

Su cara, de felicidad, como un niño que ha encontrado un tesoro muy valioso.

No se me olvidará jamás.

[caption id="attachment_2440" align="aligncenter" width="720"]IMG_4951.Ajustada - copia El hombre con la bolsa y la botella dentro. Junto a la moto, se puede comparar el tamaño.[/caption]

 

Niña desaparecida: la potencia de las redes sociales (y la policia).

by Skiter on 8 abril, 2013

El jueves de la semana pasada empezaron a aparecer carteles por Twitter y Facebook sobre la desaparición de una chica de 15 añois en la zona de Torrelodones (Madrid). La dinámica habitual para este tipo de cosas: familiares y amigos comparten un sencillo texto pidiendo ayuda, con los datos de contacto y una foto de la niña. Los amigos de estos lo re-comparten. Los amigos de los amigos hacen lo mismo.

2013-04-08_1510002Noticia en torrelodones.info

Hasta que se llega a la increi­ble cifra de 30.000 comparticiones en tan solo 3 dí­as. Y eso solo del mensaje original de un familiar de la niña, porque al final habrán sido muchos mas. Una cifra nada despreciable, dentro de la cual queda claro que mucha gente no conocerí­a ni remotamente a la familia, ni a los amigos.

Habitual, porque de vez en cuando todos hemos visto carteles de este tipo en nuestros muros de Facebook o nuestros Timelines. Tras el boom del correo electrónico en los 90 y los 00, la moda del sharing está ahora en las redes sociales. Y es, precisamente, uno de los pilares de las razones de la existencia de las mismas. Nos gusta compartir.

Pero cuidado con lo que se hace. Porque desde el “Si quieres pasarlo bien, llama a este numero” escrito en la puerta de un retrete de un bar, pasando por cuando solo usábamos el correo electrónico para mandar chorradas y mails de “van a cerrar Hotmail“, han habido muchos que se han aprovechado de la  ignorancia bondad de la gente para realizar auténticas acciones vandálicas. Ataques de DoS (denegación de servicio) para bloquear webs y blogs que contení­an las imágenes enlazadas, generar trafico de correo a determinadas cuentas o, mucho menos conspiranoico, sencillamente fastidiar a una exnovia colapsándole el teléfono con llamadas de desconocidos.

Es el cuento del lobo. Que viene, que viene…y el dí­a que viene no tiene remedio. Hay que intentar ser meticulosos y desgranar un poco la información.

En este caso, reconozco que en un primer vistazo fui bastante escéptico. En la descripción del aviso indicaban que la niña viví­a en una localidad, que se habaí­ perdido en Torrelodones, la extensión del numero de teléfono fijo de contacto correspondaí­ a la abuela, en Pozuelo de Alarcón, y la familia estaba en otra provincia. Todo retransmitido por una tí­a de la niña, desde Sevilla. Como poco, es raro.

El primer paso, cogí­ la imagen adjunta y se la pasé a Google Images para que me indicase si habí­a más iguales. En aquel momento, solo aparecí­an un par de resultados con la imagen. Todos enlaces a la petición original. No parecí­a ser una imagen tomada de internet. Luego, mediante los resultados de búsqueda de Google con la imagen, localicé el Twitter de alguien que la habí­a retwiteado, y de ahí­ salto a salto hasta la cuenta de la joven y de alguno de sus familiares. Investigando entre sus contactos me cercioné lo suficiente (para mi entender) de que no era una broma pesada.

2013-04-08_154248

No se por qué algunas campañas funcionan y otras no. El formato de la foto, la redacción del mensaje, la simpataí­ de la gente. No sabrí­a decirlo, pero apuesto a que muchos Marketers les gustarí­a también averiguarlo para las campañas de publicidad de sus clientes.

Por suerte, esta vez, la niña apareció. No conozco las causas, pero probablemente haya sido una chiquillada, aunque la repercusión haya sido tan amplia.

La encontró finalmente la policaí­ y la llevó a su casa. En palabras de la familia, una extraordinaria labor de policí­a judicial y local de varios municipios conjuntamente, que no han cejado en la búsqueda durante los cuatro dí­as, han hecho todas las preguntas necesarias y han “molestado” a quien ha hecho falta para encontrar a la niña. No sabremos si han ayudado las redes sociales o no, pero al menos esta vez, el final ha sido feliz.

Ahora habrí­a que hablar de intentar quitar toda la información generada, de la privacidad de la niña (que recordemos que es menor), de como mejor o peor habrí­a sido poner el texto incrustado en una imagen para que no lo indexasen los buscadores, etc…todas esas gilipolleces que ya deberí­an dar igual, porque lo importante era recuperar a la niña sana y salva…pero lo intentaré comentar en otro post, porque es un tema interesante yo creo, desde el punto de vista legal y tecnológico.

La democracia directa podria ser una trampa

by Skiter on 28 marzo, 2013

Una democracia directa. Una democracia real. Una democracia en la que todos y cada uno pudieramos tomar las decisiones con nuestro voto. Una democracia sin politicos. Una democracia en la que los politicos seamos todos.

Y una mierda.

“Que todos los pajaros que veas sean amarillos no implica que solo existan pajaros amarillos” nos explicaba un profesor de Teoria de Autómatas y Lenguajes Formales en la Universidad. De la misma forma, que tu creas que tus ideas son correctas, no implica que esas ideas sean correctas para todo el mundo.

El otro dia me sorprendió un amigo con un comentario:

Amigo: – No se yo si veo claro eso de la democracia directa.
Yo: – Y eso a que viene?
(A): – Hay gente que no deberia poder votar determinados asuntos. Gente sin criterio o conocimiento. Hay mucho cateto suelto, y no me gustarí­a nada que mi vida dependa de ellos.
(Y): – Ay amigo, pero es que eso es la democracia!!. Las decisiones no las tomas tu. Las toma el conjunto de todos, y los resultados no tienen por que gustarte. Si hay más gente con una opinion diferente a la tuya, que gente con la misma opinion, apechuga.
(A): – Ya…es una mierda.

Ahora mismo, los que sólo leeis la superficie, creeis que mi amigo es un Nazi o similar (a esos, que os den!). Pero os prometo que es una persona normal y corriente, trabajador, honrado y sensato. Un currito como otro cualquiera. Alguien que tambien está harto de que nos caigan palos por todos sitios, pero que no tiene muy clara ninguna solucion viable.

Pero reconozcamos que tiene razon. Independientemente de los prejuicios y/o ideales de cada uno, en una democracia todos estamos expuestos, y en el total del resultado, no contamos mas que como una unidad. Nos guste o no. Y por muy claros y meditados que tengamos nuestros criterios, si el resto de las unidades no los tienen y suman mas, a joderse y agunatarse.

El problema es que cuando no nos gusta, tendemos a patalear, rasgarnos las vestiduras y liarnos a palos gritando y llorando como si el resultado fuese una imposicion directa de una dictadura, cuando solo es el resultado de un proporcionalidad (mejor o peor aplicada, por la ley D’Hont, la trigonometia o la mecanica cuantica…me da igual). Lo que no nos damos cuenta es que, el método, esta elegido tambien democraticamente.

Y me direis no, que no hemos elegido nosotros, que lo han hecho nuestros politicos una vez que ya les habiamos votado, haciendo lo que les daba la gana. Exacto!! Y eso por que es?? Porque antes ya les habiamos votado, y antes de esa vez tambien, y antes una y otra vez sucesivamente, dejandoles llegar hasta donde estamos ahora. O es que pretendeis que votemos una nueva constitucion todos los años, cada vez que nuevas ordas de chavales se han convertido en adultos de 18 años. No llegariamos a nada en esta sociedad. No avanzariamos.

Digo esto, porque casualmente he comentado hace poco en el facebook de otra amiga:

2013-03-28_184819 2013-03-28_184834

Ale…ahora a lapidarme porque digo que la culpa es nuestra, no?? Que si no hemos sido nosotros los que hemos vaciado las arcas publicas, ni los que hemos aceptado las condiciones de la troika, ni los que hemos mentido descaradamente a los votantes, ni los que hemos destrozado la sanidad y la educacion, etc… . Y ya podemos manifestarnos y patalear lo que queramos, que el conjunto de integrantes de la mayor de las manifestaciones no representa un numero significativo respecto a toda la población. Porque además gritar y patalear en la calle no contribuye, solo hace ruido, y desde luego no es democrático porque lo democrático es ir a votar. Cada cuatro años, o cada mes como hacen en Suiza (ellos si tienen democracia directa). Da igual. A ellos les funciona porque ellos van. Estan concienciados.

2013-03-28_184911Creo que a mi amigo no le gustó demasiado mi argumento.

.

 

Y lleva razón: no hemos sido nosotros. No es culpa nuestra. Ellos son los bastardos.

Pero si era nuestra responsabilidad.

Porque si ahora hay ahí­ un ladron, es porque nosotros lo hemos puesto. O al menos, hemos permitido que lo pongan otros. Porque en las ultimas 3 elecciones ha ocurrido lo mismo. Porque, cifra arriba cifra abajo, en las tres un pobre 60% de la poblacion ha ido a votar, del cual casualmente un 50% ha votado a uno de los dos partidos mayoritarios, un 40% al otro, y el resto a lo que queda. Pero es que el 50% del 60% en realidad es el 30% del total, lo que no es ni un tercio del total de la población.

Hemos dejado por tanto que nos gobierne una minoria. Un misero y vergonzoso 30%. Porque el 60% restante, o no opinaban igual, o sencillamente no tenian opinion. Y si tu no les votaste, ajo y agua, porque asi funciona la democracia.

Y con este panorama quereis que tengamos una democracia directa??

No habremos robado ni mentido como nuestros politicos, pero hasta que nos concienciemos de que los cambios empiezan desde abajo, desde las mas nimias decisiones de cada una de las unidades, nosotros mismos. Mientras eso no ocurra, hagamos lo que hagamos, no se solucionará el problema.

Ahora empecemos a hablar de disturbios, de rebeliones, de violencia…porque estamos hartos. Muy bonito si. La mejor forma de cambiar una democracia por otra, es por la fuerza (estoy siendo irónico, por si no se nota). En lugar de construir, destruir.

Porque vuestra opinion es la buena, verdad?? Porque todos los pajaros son amarillos, verdad?? Pues para eso, no necesitas una democracia…

 

Conscuencias (II)

by Skiter on 10 marzo, 2013

Los hay que nacen ya viejos, y los hay que rondando los 50 años no han superado la adolescencia.

 

Supongo que yo ya estoy mayor (que no viejo), cuando empiezo a hablar de “la juventud”. Siempre bromeabamos con eso, hasta que le vimos las orejas al lobo de los 30. Equilibrio. Lo comento mucho con una amiga ultimamente. En el termino medio está la virtud, que dice el refran castellano. Pero paradojicamente, en el termino medio está la muerte. Hay teorí­as fí­sicas que ya lo dicen, al igual que un pendulo, el universo está en constante expansón y contracción, pero con cada oscilación pierde energia, hasta que dejará de moverse porque no le quede fueraza. Y entonces morirá. Porque la ausencia total de movimiento, son los -273 ºC del 0º Kelvin. El cero absoluto. Y a esa temperatura, la vida no es posible.

 

Los “jovenes”, actuan sin pensar. Comentan, exponen, replican, argumentan. Y si son inteligentes, cambian de opinion y evolucionan. El problema está en que esa evolucion, casi siempre lleva a la vejez.

 

Los “viejos”, piensan antes de actuar. No comentan, esperan, dicen solo una parte, rumian. Y si son inteligentes, se acuerdan de cuando eran jovenes y no refunfuñan. El problema está en que cuando eres viejo, no puedes volver a ser joven.

 

Por eso, ¿donde está el termino medio? Salir todos los dias hasta la madrugada o levantarse temprano para que el dia cunda. Coger la moto, darse la vuelta al mundo y dejarlo todo atras, o venderla porque acabas de tener un hijo y tu mujer quiere asegurarse de que vuelves a casa. Comentar y reclamar una idea con la vena del cuello hinchada, o dejar que la gente hable, porque solo con palabras no se cambia el mundo. Carpe diem o responsabilidad.

 

Al igual que las leyes de la fisica a las que nos somete mama naturaleza, aunque no (solo) sea fisica, tambien es ley que toda acción tiene una consecuencia. Lo que no implica que tenga que ser buena o mala. Tendra una parte de buena y otra de mala, hasta hacer el 1 completo de la famosa formula estadistica 1-X = S sonbre “el todo”. Lo unico que deberiamos aprender, es a aceptarlas o, a ser posible, intentar preveerlas antes de tomar una decisión. Por eso si nos vamos, hay que dejar lo que hay aqui. Si venimos, hay que saber vivir con lo que aqui encontremos.

 

Y aunque suene a viejo (porque ya solo los viejos hablan asi sin reirse del termino), hay que tener el honor, la honradez y “los cojones” de cargar con las consecuencias de nuestras acciones.

 

Pero eso en esta sociedad, ya no se lleva. Es de viejos.

 

¿Pero que pasa cuando otros tienen acciones, y nosotros sufrimos las reacciones, las consecuencias?

 

Me recuerda mucho a la historia de Hank Moody:

HankMoody

Una joven con las ideas limpias

by Skiter on 12 febrero, 2013

Porque no solo hay que tener las ideas claras (que es saber lo que se quiere), sino además hay que tenerlas limpias (que es tener la intención de ser honrado y hacer las cosas bien).

Una joven socialista le pone los puntos sobre las I’es a su “lideres” del partido. Me da igual la tendencia, pero jóvenes con esa capacidad y elocuencia son los que necesitamos para que dialoguen entre ellos y pongan en marcha una nueva polí­tica no mafiosa.

http://www.youtube.com/watch?v=0ZicxS57B3o

Un poquito de luz e ilusion entre tanto escepticismo que todos tenemos.
.
[iframe width=”420″ height=”315″ src=”http://www.youtube.com/embed/0ZicxS57B3o” frameborder=”0″ allowfullscreen]
.
Por cierto, se llama Beatriz Talegón, y no es precisamente una mindundi. Parece que es la Secretaria General Unión Internacional de Jóvenes Socialistas para Europa. Quedarse con el nombre para ver donde llega (o a donde la dejan llegar).
beatriz.talegon

Hablar bien es decir las cosas como son

by Skiter on 11 febrero, 2013

Parafraseo (mentira, copio) un texto de mi idolatrado Monsieur Le Six, al que no tengo el placer de leer tan a menudo como me gustarí­a  pero que siempre que le leo termino aplaudiendo:

La neolengua y sus modalidades

 

 

Hace ya unos años, en 2003, los medios de comunicación españoles publicaban que el presidente de los EEUU, George Bush, habí­a propuesto una hoja de rutapara la paz en Palestina. Me llamó la atención aquella expresión porque apenas la habí­a oí­do en mi vida (se usa habitualmente para camioneros que reparten su mercancí­a, no para planes de paz), y de pronto todos los telediarios y periódicos la usaban, traduciéndola de la expresión original del inglés, road map. De repente, un término que apenas se usaba, pasó a ponerse de moda, y a partir de entonces, cualquier propuesta compleja presentada por algún polí­tico para afrontar un problema importante, pasó a denominarse, para los periodistas españoles, una hoja de ruta. Ya no existen los proyectos, laspropuestas o los planes. Todo son hojas de ruta. Incluso en mi empresa mis jefes la han usado varias veces para hablar de los planes de futuro. Quién me lo iba a decir, ahora resulta que todos somos camioneros.
 
Estos dí­as me ha venido a la memoria aquella moda porque durante varios dí­as los meteorólogos nos han repetido hasta la saciedad que estábamos siendo afectados por una ciclogénesis explosiva. Ojo, no un temporal, una borrasca, un aguacero… no, no, esto suena mucho más catastrófico y apocalí­ptico: unaciclogénesis explosiva.
 
Esto es lo que me imagino si me hablan detormenta Esto es lo que me imagino si me hablan deciclogénesis explosiva

Joder, es que se me llena la boca cada vez que lo digo; repetid conmigo:ciclogénesis explosiva. ¿No os suena casi como de pelí­cula, algo así­ comoArmageddon? No me extraña que los periódicos lo hayan usado tanto para sus portadas, es casi como anunciar el fin del mundo. Además, tiene un cierto toque cientí­fico que gusta porque parece como que estás siendo más exacto en el uso de los términos (aunque en realidad sólo los uses porque crees que quedan bien). Te da autoridad; parece que sabes de lo que hablas.

Ya algunos han comentado mejor que yo el abuso de esta pintoresca expresión, pero a mí­ me ha llamado la atención especialmente por el descuido que suponen a la hora de usar el idioma. Todo esto da origen a auténticasneolenguas, como la que se usa en economí­a y polí­tica. Nuestros polí­ticos y economistas son especialistas en violentar el lenguaje y acabar diciendo cosas tan graciosas como crecimiento negativo (¿no es más claro decir descenso o decrecimiento?) o desaceleración económica para referirse a una crisis, sólo por no tener que pasar el mal trago de pronunciar una palabra que les comprometa. De hecho, durante el último gobierno de Zapatero, crisis se convirtió en palabra tabú, casi de la misma manera que ahora lo es la palabrarescate, que se sustituye por reestructuración de la deuda.
 
Quizás algún dí­a llamemos a esto decrecimiento negativo
En ocasiones la neolengua constituye un auténtico insulto a la inteligencia del oyente o lector, como cuando el ministro Montoro llamaincentivo a la tributación de rentas no declaradas a unaamnistí­a fiscal, o cuando la señora Cifuentes habla demodular el derecho de manifestación, cuando en realidad a lo que se refiere es a limitarlo para que los manifestantes no puedan jamás ejercer su derecho de una manera efectiva.
 
Ya el colmo de la torpeza lo pone Fátima Báñez cuando dice que está muy moderadamente satisfecha. Mis neuronas se quedan bloqueadas ante tal expresión; no sé si quedarme con el muy o con el moderadamente. Decididamente, intuyo que me quieren tomar el pelo.
 
Al final, entre los oscuros intereses de los polí­ticos y la dejadez o el sensacionalismo de los periodistas, uno casi no puede leer o escuchar las noticias sin sentir vergí¼enza ajena continuamente. Uno se cansa de que no se llame a las cosas por su nombre, de que todos los periodistas hablen como robots que sólo saben pronunciar frases hechas impuestas por la moda del momento.
 
Por eso tienen éxito personas como Jordi í‰vole, porque usan el lenguaje de un modo normal, diciendo las cosas como son y hablando como cualquiera de nosotros. No pido más. No necesito a Cicerón dando lecciones de retórica. Me basta con un tipo bajito, con su camisa a cuadros y sus tejanos, hablando de tal manera que por lo menos parezca que realmente piensa lo que dice, y no que simplemente lee un guión plagado de estereotipos y filtrado por tabúes.
 
 

Bravo_Bravo

Desesperación, impotencia y sinrazón.

by Skiter on 9 febrero, 2013

Tenia ganas de escribir sobre Erovegas..

De escribir sobre las clases medias y los hijos de puta de los politicos.

De contar como 200.000 puestos de trabajo a corto plazo pueden significar un largo plazo muy malo.

De como mis vecinos se están frotando las manos por lo que van a valer sus pisos dentro de poco.

De como nos importa una mierda todo lo que no seamos nosotros mismos.

De la mierda que somos…

Pero para escribir mierda, paso.

Porque además no puedo. De pura impotencia. De dolor en las manos de apretar los puños de rabia. De ganas de llorar cada dí­a mas, sin poderme permitir derramar una gota.

 

 

Que os den! Sociedad de mierda…

18555_267956639374_1183752_n

 

Duros a tres pesetas: o de como comprar votos

by Skiter on 8 febrero, 2013

Romanones

 

Gracias al gran Quiquetex me llega esta historieta que es cuanto menos curiosa y anecdótica (si consideramos la historia de nuestro pais que tanto nos esforzamos en seguir alimentando en la linea del fraude y de la trampa):

 

TíCTICA DE ROMANONES

“Es antológica la anécdota protagonizada por don Alvaro de Figueroa y Torres, conde de Romanones. Este caballero fue elegido diputado ininterrumpidamente por la circunscripción de Guadalajara desde 1891 a 1923 en las listas del Partido Liberal. Y el secreto de sus reiterados triunfos electorales era una habilidosa combinación de caciquismo y clientelismo hasta el punto de hacer de la provincia alcarreña su verdadero feudo.
En cierta ocasión, don Antonio Maura, que llegarí­a años después a ser jefe del Partido Conservador y Presidente del Consejo de Ministros en varias ocasiones, decidió disputar el escaño al jabonoso conde. Se presentó en Guadalajara y allí­ se le informó de que tendrí­a muy complicada la cosa pues el Conde de Romanones ofrecí­a a cada elector 2 pesetas por voto y que eso habí­a generado un tejido cautivo muy difí­cil de rasgar.
– Muy bien, dijo Maura. Si Romanones paga el voto a 2 pesetas, yo lo pagaré a 3.
Y, dicho y hecho, Maura empezó a comprar los votos a 3 pesetas.
Pasados unos dí­as Romanones llegó a Guadalajara, como siempre, a repetir la jugada. Pero cuando hubo llegado se le informó que ese año lo tendrí­a realmente difí­cil puesto que Maura se le habí­a adelantado y además habí­a ofrecido 3 pesetas por voto. Entonces Romanones no vaciló. Fue localizando a los electores que habí­an sido tentados por Maura y, uno por uno, les iba diciendo:
– Toma un duro y dame las tres pesetas (que habí­an previamente recibido de Maura).
El resultado lo pueden imaginar: Romanones arrasó, los electores se embolsaron cada uno un duro (cinco pesetas) y a Romanones los votos le costaron a dos, como de costumbre.
¿Y todaví­a hay ingenuos que dicen que hemos progresado?

Ahora entiendo lo de que nadie da duros a tres pesetas.”

A %d blogueros les gusta esto: