Skitergia

Parametrizando el mundo



Category Archives: Economí­a

La vergí¼enza nacional y el #estadoDelMalestar

by Skiter on 7 septiembre, 2011

La naturaleza se equilibraba a si misma…
…hasta que el hombre inventó las subvenciones

 

A raí­z de un ví­deo  que me ha llegado hoy ví­a los de “el estado del malestar” sobre la reciente reforma de la constitución en pro de las limitaciones del endeudamiento público, me ha vuelto a dar vueltas a la cabeza el cabreo y la vergí¼enza ajena nacional que siento. Somos un paí­s de alfeñiques, niñatos y señoritos (y sus correspondientes femeninos), que nos hemos creí­do eso de “el estado del bienestar” como un derecho básico, cuando en realidad es, o deberí­a ser,  un premio añadido al esfuerzo y las buenas prácticas responsables.

Estamos mal acostumbrados a la protección social, a las subvenciones, a que papá estado nos saque las castañas del fuego con ayudas y, básicamente, dinero. A la hora de cobrar, todos ponemos la mano, pero para pagar, todos intentamos escaquearnos. Y así­ nos vá.

Estoy en contra de la reforma de la constitución realizada, porque no hací­a falta, porque se deberí­a haber hecho en referéndum, y porque las ansias y las prisas eran más de cara a la galerí­a (franco-alemana) que de cara al pueblo y a los polí­ticos, que seguro que se las terminan apañando para saltarse la norma.

Pero por otro lado, estoy completamente a favor. No podemos pretender que nos sigan prestando dinero si no damos muestras de confianza dignas de merecerse la confianza reciproca. A ver quien es el “majete” que invierte en un pais que no paga sus deudas, se endeuda más y más para pagarle una renta mensual a los vagos y los peleles, que no se esfuerza en hacer las cosas bien y, sobre todo, que no aprende ni a tortas.

Me pareció muy ilustrativo la explicación de la “Muerte y resurrección de Keynes“, donde se demuestra que dentro del ámbito del euro, regulados de forma conglomerada con el resto de paises de la UE, y bajo cirunstancias adversas como la actual crisis, nuestra única salida habrí­a sido tener una producción fuerte y unos “ahorros” suficientes para aguantar el tirón. Pero no los tenemos. En épocas de bonanza no nos hemos preparado, como la cigarra y la hormiga (version “española“). Ahora o nos jodemos, o aceptamos las reglas que nos imponen los pocos aún dispuestos a ayudarnos (y enriquecerse ya de paso a nuestra costa).

 

Así­ que la reforma de la constitución para evitar el endeudamiento es una bajada de pantalones ante europa, si. Que se antepondrán los pagos de la deuda externa a otros gastos estatales, si. Que la principal repercusión será en los gastos sociales, y que eso dará al traste con el estado del bienestar en España. Pues si.

Y en mi opinion que nos den por saco, que ya es hora. A ver si así­ volvemos a aprender lo que es trabajar duro, recuperamos el respeto por el emprendimiento, volvemos a darnos cuenta de que no pasa nada por mancharse las manos de barro y llenárselas de callos, recordamos como era eso de ahorrar y, ya de paso, aprendemos a votar mejor.

Mamá naturaleza, cuando sus hijos se comen el bosque sin control, los mata de hambre. El español, cuando se queda en la calle, pide una subvención.

No invadamos nuestro propio pais

by Skiter on 10 agosto, 2011

Acabo de venir del cine, donde he oí­do una frase muy interesante:

A la gente se le olvida que lo primero que invadieron los Nazis,
fue su propio pais.

Dr. Abraham Erskine (Stanley Tucci)

Porque, y que no se nos olvide, al señor Adolf Hitler le eligieron democráticamente, cuando Alemania estaba en un estado de frustración y presión económica superior a lo que cualquier población está dispuesta a soportar. Y con esa rabia y frustración fueron a las urnas y eligieron mal (me consta, por alguna conversaciones de plaza y palomas que he tenido con algún superviviente alemán de aquella guerra que sobrevino).

En la página de mi asamblea de barrio he colgado hoy lo siguiente:

Me han criticado bastante, y me han llamado demagogo. El adjunto era la captura de pantalla de un comentario en el grupo de EstoSoloLoArreglamosSinEllos en el que, en mi opinión, utilizaban un lenguaje un poco peligroso, ya que podrí­a llegar a incitar a la violencia:

Una de las personas que ha comentado en facebook me ha pasado este estupendo enlace al blog de Gemma Galdón en el diario Público donde explican las razones, iniciales al menos, para las revueltas de Londres (mira que le tengo maní­a a Público, y sobre todo al subgrupo de iEscolar y demás calañas a su alrededor, pero hay que ser justos con quien se lo merece). íšltimamente no he podido estar atento a las noticias y desconocí­a que todo empezó por el asesinato de un joven en un barrio marginal de Londres, y las posteriores “oscuridades” y tramas que ha habido después, muy en la linea de la historia del paí­s Bretón. El resto después, ya ha sido vandalismo y pillaje puro y duro, que encima no ha hecho más que quemar las casas de vecinos de ese mismo barrio (pobres también), y desvalijar los negocios de los comerciantes locales.

Hasta aquí­ vale, tratándose de barrios pobres de por si ya aplastados por la crisis, y sumándole las dudosamente limpias actuaciones policiales, podrí­amos comprender el por qué de las revueltas. Una mecha en un polvorí­n.

Polvorí­n como el que tenemos en españa??? Pues no señores y señoras. Aquí­ las cosas están mucho mejor. Al menos en lo que a los que nos llamamos miembros del 15M es. Estamos manteniendo la calma e intentando hacer las cosas bien (a ver ahora si somos capaces de demostrarlo en las urnas el 20N).

El problema es que hay un sector muy grande, con reputación y amplio reconocimiento ya en las redes sociales que se está dedicando a retransmitir poco a poco pequeñas perlitas que aumentan la tensión y mandan mensajes coléricos e histéricos, que a poco que cuatro gatos y dos fanáticos les den bombo, pueden ser los pequeños detonantes de procesos y cadenas de acciones de las que luego podrí­amos arrepentirnos. Y eso no va sólo por grupos tachados (o tachables) más de izquierdas que otra cosa. También para todos esos de derechas que adoptan las mismas posturas radicalistas, ofensivas y agresivas. Va para todos!!!

Obviamente, no estoy diciendo que nos vaya a salir aquí­ un nuevo Hitler, pero si que debemos tener cuidado, porque estamos plantando las bases de un futuro mejor. Hay que hacer las cosas bien. Cambiar el sistema desde dentro. Respetar las leyes, y las que no funcionan, cambiarlas. Es un trabajo a largo plazo. Lento, tedioso, y complicado, pero posible siempre y cuando no utilicemos cualquier medio para justificar nuestros fines. Perderí­amos entonces  la legitimidad que nos da el llevar razón, porque otros podrán utilizar las mismas técnicas para imponernos sus ideas, como han hecho “ellos” hasta ahora con su “violencia para que no lleguemos a fin de mes“.

Violencia es Londres y no el #15M

(como dice DiDi en su fabuloso artí­culo de esta tarde)

Juan Roig, el dueño de Mercadona

by Skiter on 5 agosto, 2011

Me ha llegado esto por mail. Alentador, por la demostración que representa de que se pueden hacer las cosas bien, sin rebajarse ante el sistema ni sucumbir a él.

 

Juan Roig, el dueño de Mercadona

El presidente y dueño de Mercadona es quizá ya la segunda fortuna de España con un patrimonio de más de 5.000 millones. Con una alergia a la Bolsa que serí­a incomprensible en Wall Street, aumenta un 47% los beneficios y crea empleo marcando distancias con el poder.
Cualquier analista de JP Morgan, Bank of America o Deutsche Bank, habrí­a asistido estupefacto el pasado jueves a la presentación de resultados que hizo el presidente y dueño de Mercadona, Juan Roig. Tuvo lugar, un año más, en una nave de la panificadora que posee en el polí­gono industrial valenciano de Puzol sin ningún glamour. Roig, quinta mayor fortuna de España según Forbes, compareció rodedado de inquietos directivos ante un mostrador
con tomates y alcachofas y apoyándose en un bolí­grafo bic.
Distribuyó una memoria anual sin incluir la, por otra parte parece que impoluta, auditorí­a externa de Deloitte; y rechazó tener miembros independientes en su consejo de administración. «Como decí­a mi padre, sólo te pueden dar buenos consejos los que se juegan dinero en ello», zanjó el magnate valenciano.
Aseguró que en cuanto estalló la crisis en 2008 decidió renunciar a la mitad de los beneficios y explicó que su polí­tica actual de dividendos es no repartir más del 14% de las ganancias, porque «hay que reinvertir». Y de esos dividendos, el austero Roig se gasta su parte en fichajes para su equipo de baloncesto. Salir a Bolsa le da alergia y no necesita a la banca.
Al contrario, maneja 1.800 millones en tesorerí­a golosos de gestionar hasta para Emilio Botí­n. Es una empresa insólita para un analista tradicional de Wall Street, pero muy estimulante para cualquier profesor de Harvard.
Roig representa una rara avis en el deprimente panorama nacional. El jueves anunció que Mercadona aumentó un 6% sus ventas hasta llegar a 16.485 millones y que ganó un 47% más hasta alcanzar 398 millones. Eso tras pagar 165 en impuestos y repartir 210 entre los trabajadores por haber alcanzado objetivos.
Los 62.000 empleados que tení­a Mercadona en 2009 han pasado a ser 1.500 más en el año del paro en España. Eso sin contar los empleos que genera entre las muy exigidas 9.200 pequeñas y medianas empresas que le abastecen de productos. El 80% del capital que posee en Mercadona vale al menos 5.000 millones aunque hay bancos que lo valoran en más del doble.
Mercadona crece sin salir del triste mercado nacional y sin favores del poder. Fue la única de los 37 grandes empresas invitadas por Zapatero el pasado noviembre que no asistió en un gesto que no gustó nada en Moncloa.
Roig fue de los empresarios más crí­ticos con la gestión del lí­der socialista en las reuniones de alto nivel para elaborar el informe que coordinó Eduardo Serra en la Fundación Everis. El jefe de Mercadona irá a Moncloa, si se le convence de que no es para una foto.
Tampoco se entrega al PP. «Lo peor de la crisis está por llegar» y «2011 tiene una cosa buena, que será mejor que 2012», dijo el jueves. Dos frases que no han gustado en la calle Génova. «Este tipo de mensajes no facilitan el cambio que se va a producir con el nuevo Gobierno», afirma un próximo a Rajoy. Pero para el jefe de Mercadona no es un tema polí­tico: «La crisis no acabará hasta que el nivel de productividad del paí­s corresponda al nivel de
vida del paí­s y eso sólo pasa por recuperar entre todos la cultura del
esfuerzo», sostiene.
Otro rasgo de su autonomí­a es que el pasado septiembre, el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, invitó a los principales empresarios de la región a una reunión sin corbata para subrayar que era informal y cordial.
í‰l marcó distancias y la lució.
No vive del Estado. Los 800.000 euros de subvenciones que recibió en 2010 representan el 0,04% de sus ingresos. La clave para crecer, según Roig, es «no amuermarse» e innovar. Puso de ejemplo «la genialidad» de Francisco Gil Comes, proveedor de Castellón que ha logrado que las anchoas ya no vayan envasadas en cara hojalata, sino en plástico. «Sin descuidar calidad ni seguridad alimentaria, hemos podido bajar el precio de cada lata en 25 céntimos. Subimos ventas y ahorramos tres millones de euros al año».
Mercadona mantiene su polémica decisión eliminar marcas consagradas de las estanterí­as y sustituirlas por Hacendado y otros productos propios más baratos. El presidente de los empresarios valencianos, José Vicente González, es de los que suele bromear con Roig sobre que no encuentra sus marcas preferidas. Y éste le manda a las zonas gourmet de El Corte Inglés, alegando que sus clientes son los que quieren abaratar compras «sin perder calidad».
Roig dice que es hora de tomar «decisiones impopulares y molestas» por el bien de la empresa. Hasta siete veces repitió esta frase que es la que usó Rubalcaba para justificar la prohibición de circular a más de 110. El dueño de Mercadona, convencido de que la sociedad civil debe implicarse en el paí­s, reclamó así­ reformas serias al Gobierno con la ironí­a de usar las propias palabras del vicepresidente. También hizo suya una frase que pronunció en privado Felipe González ante empresarios valencianos el pasado 21 de enero: «Hay que hacer las malditas reformas necesarias».
¿Y el futuro de Mercadona? Roig está en plena forma a sus 61 años y para su sucesión no cree en dinastí­as, sino en méritos. Su primogénita Hortensia se sentó con naturalidad el jueves en un discreto extremo de la tercera fila y ella misma dirige la escuela de negocios de la Fundación EDEM que fomenta el esfuerzo como valor clave.


Servirá de algo el #referendum del 15O?? (por @ambientologa y @KekaRivera)

by Skiter on 8 julio, 2011

El otro dí­a, en la lista de comunicación de la asamblea de mi barrio, terminamos debatiendo sobre el método asambleario y una de las participantes,  @KekaRivera, dejó un parrafo en mi opinion, más que interesante y bien explicativo de la situación a la que nos tenemos que enfrentar. Os lo pego aqui:

Los referendums pueden ser de muchos tipos, y uno de ellos, que probablemente y si se consigue hacer el del 15 de octubre por ví­a oficial serí­a meramente consultivo. Y sólo sobre un tema concreto, por ejemplo. “¿deberí­a ser más proporcional la ley electoral?”. Con los resultados podrí­an hacer lo que les diera la gana, lo único serí­a la presión polí­tica por una encuesta que rebelara los intereses del pueblo. Otra medida serí­a la iniciativa popular, la más útil para cambiar las leyes, que es la tipica recogida de firmas: pero a)conseguir las firmas no implica que se consiga, b)necesita la aprobación de las Cortes, c)sólo te aseguras que tu propuesta llegue al Congreso, la mayorí­a de iniciativas populares fracasan. Asi que el referendum no me parece muy buena idea, lo veo bastante inutil. No se si lo sabeis, pero para mi el objetivo del movimiento 15M es hacer reaccionar a la clase polí­tica, que se les caiga la cara de vergí¼enza con tanta gente saliendo a la calle a protestar contra ellos y que sean ellos mismos los que escuchen y adopten nuestras propuestas. Eso serí­a para mi lo idí­lico y lo más fácil, legalmente hablando. Nuestra democracia es muy poco participativa y como ciudadanos estamos (casi) atados de pies y manos. Lo único que siendo realistas, podemos esperar, es que nuestros representantes, a los que elegimos, verdaderamente nos representen. Mientras tanto, todo lo que podamos hacer a titulo individual será bienvenido pero debemos ser consicentes de nuestras limitaciones. Y siempre, siempre, exigir que se nos esuche porque somos la base del sistema.

Sobre si una ley cuando queda obsoleta deberí­a ser derogada, eso está claro. Pero esa decisión debe ser consensuada, y por mucha pena que me de, nosotros no somos todos. Ese es el motivo por el que debemos permanecer dentro de la legalidad, y para que nuestra actuación no sirva de precedente, como dice Alfonso, para otros grupos más radicales que se quieran saltar las normas a la torera. Pero habrá formas de hacerlo, o eso espero. Muchas cosas de las que hemos hecho estos dí­as rozan la ilegalidad, pero como las propuestas sonaban bastante legí­timas se ha hecho un poco la vista gorda. Yo permanecerí­a al lí­mite con esto también, parece que es la única manera.


El caso es que tengo una amiga, @ambientologa, que parece que está colaborando activamente en la organización del referendum del 15 de Octubre, y de la cual estimo sobremanera su opinión. Le reenvié el parrafo de arriba para que me diera su opinion y me explicase algunas cosas más. Os dejo sus respuestas, abajo, porque creo que son muy instructivas y aprovecho para abrir el tema aqui e invitaros a que comentéis cuanto creais necesario…a ver que sacamos entre todos!!

Hola,

Te contesto al primer párrafo por partes:

- Los referendums pueden ser de muchos tipos, y uno de ellos, que probablemente y si se consigue hacer el del 15 de octubre por ví­a oficial serí­a meramente consultivo. 

Efectivamente, los referendums en este paí­s son consultivos y no vinculantes, por Constitución.

- Y sólo sobre un tema concreto, por ejemplo. “¿deberí­a ser más proporcional la ley electoral?”.

Esta es una gran limitación de los referéndums oficiales, aunque desconozco si se pueden simultanear varios, como han hecho en Italia. Nuestra propuesta se asemeja a eso, a un referéndum múltiple, con 5 preguntas (que aún están por definir) sobre 5 temas (ya definidos).

- Con los resultados podrí­an hacer lo que les diera la gana, lo único serí­a la presión polí­tica por una encuesta que reVelara los intereses del pueblo.
Ese es exactamente nuestro objetivo, revelar los intereses del pueblo sobre temas que afectan directamente al marco democrático. Hasta el momento sólo han podido opinar sobre lo que quieren aquellas personas que han podido personarse fí­sicamente en comisiones y asambleas, con un ritmo frenético que pocos son capaces de aguantar. Por tanto, es muy posible que las reclamaciones que han salido adelante en actas y comunicados sólo representen a una parte pequeñí­sima de la población. O quizá no, es que no se puede saber.

Tenemos que dar voz a aquellos que tienen algo que decir, a aquellos que no pueden o no quieren pasar N horas en comisiones o asambleas, por las razones que sean, pero forman parte de nuestra sociedad. De esta manera, se podrí­a tener una información más extensa sobre estos temas, que son los que abarca este referéndum, y que han sido elegidos porque en todo este tiempo se han revelado como factor común de la gran parte de la sociedad, dentro y fuera de asambleas. Por supuesto, no representará nunca a los antisistema, que quieren tirarlo todo abajo. Pero asumimos que la gran mayorí­a de la población no es antisistema, pero sí­ democrática. Las encuestas que se publican sobre estos temas así­ lo muestran.

Habilitar el voto electrónico mediante DNIe, certificados de seguridad y una plataforma de votación blindada, es un gran avance para facilitar la participación pública. Aún así­, sabemos que no todo el mundo tiene DNIe o se maneja con él, por lo que se pretende habilitar también puestos fí­sicos de votación, con DNIe, y con urnas al uso. Todo lo necesario para que cualquiera que quiera opinar, lo haga libremente, sin sentirse coaccionado ni por los medios ni por los convocantes. Porque esto es para todos, para los que quieren votar sí­ a alguna de las preguntas, o a todas, y para los que quieren votar no, a una o a todas.

- Otra medida serí­a la iniciativa popular, la más útil para cambiar las leyes, que es la tipica recogida de firmas:

ILP o iniciativa legislativa popular, sólo se puede usar para modificar o crear leyes que no tengan rango de ley orgánica. Así­ que por ejemplo, no se pueden usar para solicitar la realización de un referéndum oficial o la modificación de la ley electoral. Por otro lado, no es una tí­pica recogida de firmas, ya que la ILP primero requiere presentar todo el desarrollo (texto) de una ley, ´con su preámbulo, sus capí­tulos y sus artí­culos desarrollados, y si es admitida a trámite, es cuando se va a por la recogida de firmas (que ahora tengo dudas, porque unos me dicen que requiere el respaldo de 75.000 firmas y otros que de 500.000, tengo que revisarlo).

- pero a)conseguir las firmas no implica que se consiga, b)necesita la aprobación de las Cortes, c)sólo te aseguras que tu propuesta llegue al Congreso, la mayorí­a de iniciativas populares fracasan.
Exacto, tienen una capacidad de intervención incierta, tirando a 0.

- Asi que el referendum no me parece muy buena idea, lo veo bastante inutil.

El referendum NO es una ILP, no es una recogida de firmas, sino una votación. No veo la relación entre una cosa y la otra para afirmar la inutilidad del referendum. No es más inutil que uno oficial, ya que tiene la misma capacidad vinculante: ninguna. La diferencia es que aquí­ se preguntan temas que han demostrado ser de interés para la mayor parte de la población, que han surgido del debate ciudadano, y que pueden ser puestas sobre la mesa de los polí­ticos con suficiente respaldo como para ser escuchadas.

- No se si lo sabeis, pero para mi el objetivo del movimiento 15M es hacer reaccionar a la clase polí­tica, que se les caiga la cara de vergí¼enza con tanta gente saliendo a la calle a protestar contra ellos y que sean ellos mismos los que escuchen y adopten nuestras propuesta.
Bien, eso se puede conseguir, entre otras acciones, movilizando a la población para que se exprese en las urnas, de forma democrática y contundente, sobre temas concretos, que afectan directamente al marco democrático, a su gestión, su transparencia, y su relación con la población. Si hay una respuesta masiva, no podrán ignorarla, porque los resultados se los pondremos en las manos y les quemarán.

Sólo con un marco democrático eficaz podremos todos sentirnos representados y las decisiones que se tomen (económicas, del estado de bienestar, que tantas quejas están suscitando) estarán en consonancia con las necesidades ciudadanas, las de todos.

Las economias mundiales explicadas con Vacas

by Skiter on 6 julio, 2011

Me ha llegado esto por mail. Es viejo, pero no deja de ser bueno :D

 

Economia mundial explicada con dos vacas.

Socialismo :
Tú tienes 2 vacas.
El estado te obliga a darle 1 a tu vecino.

Comunismo :
Tú tienes 2 vacas.
El estado te las quita y te da leche.

Fascismo :
Tú tienes 2 vacas.
El estado te las quita y te VENDE la leche.

Nazismo :
Tú tienes 2 vacas.
El estado te las quita y te pega un tiro en la cabeza.

Burocratismo :
Tú tienes 2 vacas..
El estado te pierde una, ordeña la otra y luego tira la leche al suelo.

Capitalismo tradicional
Tú tienes 2 vacas.
Vendes una y te compras un toro.
Haces más vacas.
Vendes las vacas y ganas dinero.

Capitalismo moderno :
Tú tienes 2 vacas.
Vendes 3 de tus vacas a tu empresa que cotiza en bolsa mediante letras de crédito abiertas por tu cuñado en el banco.
Luego ejecutas un intercambio de participación de deuda con una oferta general asociada con lo que ya tienes las 4 vacas de vuelta, con exención de impuestos por 5 vacas.
La leche que hacen tus 6 vacas es transferida mediante intermediario a una empresa con sede en las Islas Cayman que vuelve a vender los derechos de las 7 vacas a tu compañí­a.
El informe anual afirma que tu tienes 8 vacas con opción a una más.
Coges tus 9 vacas y las cortas en trocitos. Luego vendes a la gente tus 10 vacas troceadas.
Curiosamente durante todo el proceso nadie parece darse cuenta que, en realidad, tú sólo tienes 2 vacas.

Economí­a japonesa :
Tú tienes 2 vacas.
Las rediseñas a escala 1:10 y que te produzcan el doble de leche.
Pero no te haces rico.
Luego ruedas todo el proceso en dibujos animados. Los llamas ‘Vakimon’ e incomprensiblemente, te haces millonario.

Economí­a alemana :
Tú tienes 2 vacas.
Mediante un proceso de reingenierí­a consigues que vivan 100 años, coman una vez al mes y se ordeñen solas.
Nadie cree que tenga ningún mérito.

Economí­a rusa :
Tú tienes 2 vacas.
Cuentas y tienes 5 vacas.
Vuelves a contar y te salen 257 vacas
Vuelves a contar y te salen 3 vacas.
Dejas de contad vacas y abred odra bodella de vodka.

Economí­a china :
Tú tienes 2 vacas.
Tienes a 300 tí­os ordeñándolas.
Explicas al mundo tu increí­ble ratio de productividad lechera.
Disparas a un periodista que se dispone a contar la verdad.

Economí­a iraquí­ :
Tú no tienes vacas.
Nadie cree que no tengas vacas, te bombardean y te invaden el paí­s.
Tú sigues sin tener vacas.

Economí­a suiza :
Hay 5.000.000.000 de vacas
Es obvio que tienen dueño pero nadie parece saber quién es.

Economí­a francesa :
Tú tienes 2 vacas.
Entonces te declaras en huelga, organizas una revuelta violenta y cortas todas las carreteras del paí­s, porque tú lo que quieres son 3 vacas.

Economí­a neozelandesa :
Tú tienes 2 vacas.
La de la izquierda te parece cada dí­a más atractiva.

Economí­a española :
Tú tienes 2 vacas, pero no tienes ni idea de donde están.
Pero como ya es viernes, te bajas a desayunar al bar que tienen el Marca.
Si acaso, ya te pondrás a buscarlas el miércoles después del puente de San Aniceto.

Leopoldo Abadí­a, los nietos y el mundo

by Skiter on 21 junio, 2010

Me ha llegado esto por correo, y estoy muy de acuerdo con lo que dice el señor Leopoldo Abadí­a.

Asunto: Sobre el mundo y los hijos

Leopoldo Abadí­a (Zaragoza, 1933) es un profesor y escritor español conocido por su análisis de la crisis económica actual mediante un artí­culo publicado en su sitio web que recibió miles de visitas en apenas unas semanas y que le llevó a publicar un libro titulado La crisis Ninja y otros misterios de la economí­a actual, donde explicaba los pormenores de la crisis de las hipotecas subprime desde un lenguaje coloquial y llano.

Artí­culo de Leopoldo Abadí­a en el Confidencial:

Me escribe un amigo diciendo que está muy preocupado por el futuro de sus nietos. Que no sabe qué hacer: si dejarles herencia para que estudien o gastarse el dinero con su mujer y que “Dios les coja confesados”.

Lo de que Dios les coja confesados es un buen deseo, pero me parece que no tiene que ver con su preocupación.
En muchas conferencias, se levanta una señora (esto es pregunta de señoras) y dice esa frase que me a mí­ me hace tanta gracia: “¿qué mundo les vamos a dejar a nuestros hijos?” Ahora, como me ven mayor y ven que mis hijos ya está crecidos y que se manejan bien por el mundo, me suelen decir “¿qué mundo les vamos a dejar a nuestros nietos?”
Yo suelo tener una contestación, de la que cada vez estoy más convencido: “¡y a mí­, ¿qué me importa?!” Quizá suena un poco mal, pero es que, realmente, me importa muy poco.
Yo era hijo único. Ahora, cuando me reúno con los otros 64 miembros de mi familia directa, pienso lo que dirí­an mis padres, si me vieran, porque de 1 a 65 hay mucha gente. Por lo menos, 64.
Mis padres fueron un modelo para mí­. Se preocuparon mucho por mis cosas, me animaron a estudiar fuera de casa (cosa fundamental, de la que hablaré otro dí­a, que te ayuda a quitarte la boina y a descubrir que hay otros mundos fuera de tu pueblo, de tu calle y de tu piso), se volcaron para que fuera feliz…y me exigieron mucho.
Pero ¿qué mundo me dejaron? Pues mirad, me dejaron:

1. La guerra civil española
2. La segunda guerra mundial
3. Las dos bombas atómicas
4. Corea
5. Vietnam
6. Los Balcanes
7. Afganistán
8. Irak
9. Internet
10. La globalización

Y no sigo, porque ésta es la lista que me ha salido de un tirón, sin pensar. Si pienso un poco, escribo un libro. ¿Vosotros creéis que mis padres pensaban en el mundo que me iban a dejar? ¡Si no se lo podí­an imaginar!

Lo que sí­ hicieron fue algo que nunca les agradeceré bastante: intentar darme una muy buena formación. (Si no la adquirí­, fue culpa mí­a).

Eso es lo que yo quiero dejar a mis hijos, porque si me pongo a pensar en lo que va a pasar en el futuro, me entrará la depre y además, no servirá para nada, porque no les ayudaré en lo más mí­nimo.

A mí­ me gustarí­a que mis hijos y los hijos de ese señor que me ha escrito y los tuyos y los de los demás, fuesen gente responsable, sana, de mirada limpia, honrados, no murmuradores, sinceros, leales,…Lo que por ahí­ se llama “buena gente”.
Porque si son buena gente harán un mundo bueno. Y harán negocios sanos. Y, si son capitalistas, demostrarán con sus hechos que el capitalismo es sano. (Si son mala gente, demostrarán con sus hechos que el capitalismo es sano, pero que ellos son unos sinvergí¼enzas.)
Por tanto, menos preocuparse por los hijos y más darles una buena formación: que sepan distinguir el bien del mal, que no digan que todo vale, que piensen en los demás, que sean generosos…En estos puntos suspensivos podéis poner todas las cosas buenas que se os ocurran.
Al acabar una conferencia la semana pasada, se me acercó una señora joven con dos hijos pequeños. Como también aquel dí­a me habí­an preguntado lo del mundo que les vamos a dejar a nuestros hijos, ella me dijo que le preocupaba mucho más qué hijos í­bamos a dejar a este mundo.
A la señora joven le sobraba sabidurí­a, y me hizo pensar. Y volví­ a darme cuenta de la importancia de los padres. Porque es fácil eso de pensar en el mundo, en el futuro, en lo mal que está todo, pero mientras los padres no se den cuenta de que los hijos son cosa suya y de que si salen bien, la responsabilidad es un 97% suya y si salen mal, también, no arreglaremos las cosas.
Y el Gobierno y las Autonomí­as se agotarán haciendo Planes de Educación, quitando la asignatura de Filosofí­a y volviéndola a poner, añadiendo la asignatura de Historia de mi pueblo (por aquello de pensar en grande) o quitándola, diciendo que hay que saber inglés y todas estas cosas.
Pero lo fundamental es lo otro: los padres. Ya sé que todos tienen mucho trabajo, que las cosas ya no son como antes, que el padre y la madre llegan cansados a casa, que mientras llegan, los hijos ven la tele basura, que lo de la libertad es lo que se lleva, que la autoridad de los padres es cosa del siglo pasado. Lo sé todo. TODO. Pero no vaya a ser que como lo sabemos todo, no hagamos NADA.

P.S.
1. No he hablado de los nietos, porque para eso tienen a sus padres.
2. Yo, con mis nietos, a merendar y a decir tonterí­as y a reí­rnos, y a contarles las notas que sacaba su padre cuando era pequeño.
3. Y así­, además de divertirme, quizá también ayudo a formarles.