Notice: wp_register_script was called incorrectly. Scripts and styles should not be registered or enqueued until the wp_enqueue_scripts, admin_enqueue_scripts, or login_enqueue_scripts hooks. Please see Debugging in WordPress for more information. (This message was added in version 3.3.0.) in /home/skiterskiterio/skitergia.com/wp-includes/functions.php on line 4161

Notice: has_cap was called with an argument that is deprecated since version 2.0.0! Usage of user levels is deprecated. Use capabilities instead. in /home/skiterskiterio/skitergia.com/wp-includes/functions.php on line 4045

Notice: ¡El método de llamada al constructor WP_Widget en GoogleCardsWidget está obsoleto desde la versión 4.3.0! Utiliza
__construct()
en su lugar. in /home/skiterskiterio/skitergia.com/wp-includes/functions.php on line 3916

Notice: ¡El método de llamada al constructor WP_Widget en Jetpack_Post_Views está obsoleto desde la versión 4.3.0! Utiliza
__construct()
en su lugar. in /home/skiterskiterio/skitergia.com/wp-includes/functions.php on line 3916
Skitergia | La mezcla de culturas

Skitergia

Parametrizando el mundo



La mezcla de culturas

by Skiter on 24 abril, 2014

2013-11-30 21.16.18

El otro día volvia yo de sacar al perro, de noche y por un callejón estrecho. Andaban justo detras de mi, a mi paso, pero ligeramente más deprisa y a una distancia atipicamente cercana para una calle vacia, dos personas de aparente ascendencia árabe. Aparente, porque estaban a mi espalda, y árabe, porque era eso a lo que me sonaba lo que iban habl ando. Yo, que no tengo ni idea de arabe ni cuales quiera lenguas o dialectos relacionados o cercanos.

No soy una persona miedosa, menos con mi tamaño, y mucho menos cu ando voy con mi perro. Pero callejón estrecho, distancia incómoda y falta de linea visual, hacian que darse la vuelta para comprobar aspecto, actitud o distancia fuese poco recomendable. Independientemente de la ascendencia. De verdad. Un tonillo rumano, sudamericano, africano o cualquier otro idioma desconocido no me habrian hecho pensar diferente de un tono aleman, belga, catalan o español. Callejon estrecho, distancia, noche e inferioridad numérica (si no contamos el perro), me habrian hecho sospechar igualmente.

Pero me parecia entender algunas palabras en español entre lo que hablaban en árabe. Cosas como “nómina”, “jefe”, “cabron” o “a tomar por culo” me hicieron darme cuena de que la actiud de mis “perseguidores” no era peligrosa. Iban sencillamene habl ando de sus cosas, a su ritmo, como cualquier persona que la casualidad cruza con otras personas en una calle.

Lo que me hizo mucha gracia fue la mezcla idiomáica. El paso automáico y fluido de árabe a español y viceversa. Hasta el punto que terminé por pararme en seco, darme la vuelta y pregunarles medio riendome “en que habláis, leñé?? en arabe o en español?? me estais haciendo un lio!!”.

La carcajada fue general, y la respuesta: “en los dos, segun nos dá. Y dependiendo del número de copas, lo mismo terminamos habl ando en chino mezclado con ingles”.

Genial!! Este tipo de mezclas de idiomas y la capacidad para hablar varios de ellos, siempre me ha generado un poco de envidia y un poco de admiración. Yo hablo cuatro, pero me encantaria hablar ocho más si supiera de dónde sacar el tiempo para aprenderlos.

Y es que la mezcla de culturas es siempre algo que enriquece a aquellos que las mezclan. Alli donde se puede hablar en muchas lenguas, usar cada una según convenga al tema, la rima, el lugar o los ineterlocuores, siempre habrá más probabilidades de salir mejorado, enchío de conocimienos y con una mentalidad más abierta y enriquecida.

La mezcla de culturas, pero sin que las culturas se mezclen. O se diluyan, más bien, porque para que dicha mezcla ocurra, es previamene necesario que las culturas implicadas manengan sus caracterisicas propias, sus definiciones y todas las propiedades que las hagan diferenes unas de otras. Porque si no, lo que se crea es una disolución de caraceristicas tan enrevesadas entre si, sin orden ni concierto, que no se sabe qué es qué y no se disinguen las diferencias. Termina siendo una mierda muy pinchada en un palo, superficial, sin fondo ni riqueza. Como el espanglis, elportuñol, el germanish, el francoñol, o cualquier otra mezcla que se os ocurra.

Y eso para los idiomas, y para el reso de cosas que hacen a una cultura ser tal cosa. El “de dónde vengo, porque me crié allí”, para sacarle el mejor provecho, en vez de asustarnos de las diferencias (y elimin ando, a ser posible, lo que genere discordia).

A %d blogueros les gusta esto: