Skitergia

Parametrizando el mundo



El discurso de Ellen Page en la HRCF’s to Thrive Conference en español (spanish)

by Skiter on 15 febrero, 2014

Ellen Page en la HRC (fuente HRC)

Ellen Page en la HRC (fuente HRC)

Creo que es un discurso tan adecuado, que debe estar traducido a otros idiomas, para los que no sepan ingles.

Fuente Original // Traducción automática de google

Video:

 

 

Hola! Wow. Gracias.

Gracias Chad, por tus amables palabras y por el trabajo incluso más amable que tu y la Human Rights Campaign Foundation hacéis todos los días, sobre todo en nombre de la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y personas transgénero jóvenes aquí y en todo Estados Unidos.

Es un gran honor estar aquí en el momento inaugural de la conferencia, but es un poco raro, también. Aquí estoy, en esta habitación gracias a una organización cuyo trabajo admiro profundamente. Y estoy rodeada de personas que convierten en el trabajo de su vida el hacer la vida de otras personas mejor. Profundamente mejor.

Algunos de vosotros enseñáis a los jóvenes. Algunos de vosotros ayudáis a los jóvenes a sanar y a encontrar su propia voz. Algunos de vosotros escucháis. Algunos de vosotros tomáis medidas. Algunos sois jóvenes, lo que hace que sea aun más raro que una persona como yo os esté habl ando.

Es raro, porque aquí estoy, una actriz, represent ando al menos de alguna forma a una industria que coloca a las normas que machacan en todos nosotros. No sólo los jóvenes, sino a todos. Los estándares de belleza, de una buena vida, de éxito. Normas que, no me gusta admitirlo, me han afectado. Tennéis ideas sembradas en vuestra cabeza, pensamientos que nunca habias tenido antes, que te dicen cómo tienes que actuar, cómo tienes que vestir y que tienes que ser. He estado trat ando de contrarestrarlo, para ser auténtico, de seguir mi corazón, pero puede ser difícil. Pero es por eso que estoy aquí. En esta sala, todos vosotros, todos nosotros, podemos hacer mucho más juntos que cualquier persona puede hacer por sí sola. Y espero que ese pensamiento os refuerce a vosotros tanto como a mí.

Espero que los talleres a los que iremos impartiendo a lo largo de los próximos días os den fuerza. Porque sólo puedo imaginar que hay días, cu ando has trabajado más horas que tu jefe, que te das cuenta o te importa, sólo para ayudar a un niño que sabes que puede conseguirlo. Días donde te sientes completamente solo. Minado. O sin esperanza.

Sé que hay gente en esta sala que van a la escuela todos los días y son tratados como mierda sin razón. O te vas a casa y te sientes como que no puedes decirle a tus padres toda la verdad acerca de ti mismo. Más allá de etiquetarte en una caja u otra, te preocupas por el futuro. Acerca de la universidad, o del trabajo, o incluso su seguridad física. Trat ando de crear esa imagen mental de tu vida de que narices va a ser de ti. Puede aplastarte un poco cada día. Es tóxico, y dolorosa, y profundamente injusto.

A veces son las pequeñas cosas, insignificantes que pueden derribarte. Trato de no leer chismes, como regla, pero el otro día encontré un sitio web un artículo con una foto mía que llevaba pantalones de chándal en el camino hacia el gimnasio. Y el autor preguntaba: “¿Por qué esa pequeña belleza insisten en vestirse como un hombre enorme?”

(* Pausa *)

Porque me gusta estar cómoda.

Hay estereotipos generalizados acerca de la masculinidad y la feminidad que definen la forma en que se supone que todos debemos actuar, vestir y hablar. Y no ayudan a nadie. Cualquier persona que desafía estas supuestas “normas” se convierte en digno de comentarios y escrutinio. La comunidad LGBT (Lesbian, Gay, Bisexual, and Transgender) lo sabe muy bien.

Pero hay coraje a nuestro alrededor. El héroe del fútbol, ​​Michael Sam. La actriz, Laverne Cox. Los músicos Tegan y Sara Quinn. La familia que apoya a su hija o hijo que ha salido. Y hay coraje en esta habitación. Todos vosotros.

Me siento inspirada para estar en esta sala, porque todos y cada uno de vosotros estáis aquí por la misma razón.

Estás aquí porque habéis adoptado como una motivación fundamental el simple hecho de que este mundo sería mucho mejor si simplemente hacemos un esfuerzo por ser menos horribles entre nosotros. Si tomásemos a sólo 5 minutos en reconocer la belleza de cada uno, en lugar de atacarnos unos a otros por nuestras diferencias. No es difícil. Es realmente una manera más fácil y mejor para vivir. Y en última instancia, salva vidas.

Por otro lado, puede ser la cosa más difícil que haya. Porque amar a otras personas comienza con amarnos a nosotros mismos y aceptarnos a nosotros mismos. Sé que muchos de vosotros habéis tenido problemas con esto. Y me voy a aprovechar de vuestra fuerza y ​​vuestro apoyo de manera que no os imáginais.

Hoy estoy aquí porque soy gay.

(* Pausa *)(* Aplausos *)

Y debido a que tal vez pueda marcar una diferencia. Para ayudar a los demása que les resulte más fácil y más esperanzador. En lo que a mi se refiere, siento una obligación personal y una responsabilidad social.

También lo hago de egoístamente, porque estoy cansada de esconderme y estoy cansada de mentir por omisión. He sufrido durante años porque tenía miedo de quedarme fuera. Mi espíritu sufrió, mi salud mental sufrió y mis relaciones sufrieron. Y estoy aquí hoy, con todos vosotros, en el otro lado de todo ese dolor. Y soy joven, sí, pero lo que he aprendido es que el amor, su belleza, su alegría y sí, incluso el dolor del mismo, es el regalo más increíble de dar y recibir como ser humano. Y merecemos vivir el amor plenamente, por igual, sin vergüenza y sin compromiso.

Hay demasiados niños por ahí que sufren de acoso escolar, rechazo, o simplemente son maltratados por ser quienes son. Demasiados ab andonos. Demasiado abuso. Demasiadas personas sin hogar. Demasiados suicidios. Vosotros podéis cambiar eso y lo estáis cambi ando.

Pero no me necesitábais para deciros eso. Y eso es por lo que esto era un poco raro.

(* Aplausos *)

Lo único que puedo decir es a lo que he estado intent ando llegar en los últimos cinco minutos: gracias. Gracias por inspirarme. Gracias por darme esperanza, y por favor seguid cambi ando el mundo para gente como yo.

Feliz Día de San Valentín. Os quiero.

A %d blogueros les gusta esto: