Notice: wp_register_script was called incorrectly. Scripts and styles should not be registered or enqueued until the wp_enqueue_scripts, admin_enqueue_scripts, or login_enqueue_scripts hooks. Please see Debugging in WordPress for more information. (This message was added in version 3.3.0.) in /home/skiterskiterio/skitergia.com/wp-includes/functions.php on line 4161

Notice: has_cap was called with an argument that is deprecated since version 2.0.0! Usage of user levels is deprecated. Use capabilities instead. in /home/skiterskiterio/skitergia.com/wp-includes/functions.php on line 4045

Notice: ¡El método de llamada al constructor WP_Widget en GoogleCardsWidget está obsoleto desde la versión 4.3.0! Utiliza
__construct()
en su lugar. in /home/skiterskiterio/skitergia.com/wp-includes/functions.php on line 3916

Notice: ¡El método de llamada al constructor WP_Widget en Jetpack_Post_Views está obsoleto desde la versión 4.3.0! Utiliza
__construct()
en su lugar. in /home/skiterskiterio/skitergia.com/wp-includes/functions.php on line 3916
Skitergia | Niña desaparecida: la potencia de las redes sociales (y la policia).

Skitergia

Parametrizando el mundo



Niña desaparecida: la potencia de las redes sociales (y la policia).

by Skiter on 8 abril, 2013

El jueves de la semana pasada empezaron a aparecer carteles por Twitter y Facebook sobre la desaparición de una chica de 15 añois en la zona de Torrelodones (Madrid). La dinámica habitual para este tipo de cosas: familiares y amigos comparten un sencillo texto pidiendo ayuda, con los datos de contacto y una foto de la niña. Los amigos de estos lo re-comparten. Los amigos de los amigos hacen lo mismo.

2013-04-08_1510002Noticia en torrelodones.info

Hasta que se llega a la increi­ble cifra de 30.000 comparticiones en tan solo 3 dí­as. Y eso solo del mensaje original de un familiar de la niña, porque al final habrán sido muchos mas. Una cifra nada despreciable, dentro de la cual queda claro que mucha gente no conocerí­a ni remotamente a la familia, ni a los amigos.

Habitual, porque de vez en cu ando todos hemos visto carteles de este tipo en nuestros muros de Facebook o nuestros Timelines. Tras el boom del correo electrónico en los 90 y los 00, la moda del sharing está ahora en las redes sociales. Y es, precisamente, uno de los pilares de las razones de la existencia de las mismas. Nos gusta compartir.

Pero cuidado con lo que se hace. Porque desde el “Si quieres pasarlo bien, llama a este numero” escrito en la puerta de un retrete de un bar, pas ando por cu ando solo usábamos el correo electrónico para m andar chorradas y mails de “van a cerrar Hotmail“, han habido muchos que se han aprovechado de la  ignorancia bondad de la gente para realizar auténticas acciones v andálicas. Ataques de DoS (denegación de servicio) para bloquear webs y blogs que contení­an las imágenes enlazadas, generar trafico de correo a determinadas cuentas o, mucho menos conspiranoico, sencillamente fastidiar a una exnovia colapsándole el teléfono con llamadas de desconocidos.

Es el cuento del lobo. Que viene, que viene…y el dí­a que viene no tiene remedio. Hay que intentar ser meticulosos y desgranar un poco la información.

En este caso, reconozco que en un primer vistazo fui bastante escéptico. En la descripción del aviso indicaban que la niña viví­a en una localidad, que se habaí­ perdido en Torrelodones, la extensión del numero de teléfono fijo de contacto correspondaí­ a la abuela, en Pozuelo de Alarcón, y la familia estaba en otra provincia. Todo retransmitido por una tí­a de la niña, desde Sevilla. Como poco, es raro.

El primer paso, cogí­ la imagen adjunta y se la pasé a Google Images para que me indicase si habí­a más iguales. En aquel momento, solo aparecí­an un par de resultados con la imagen. Todos enlaces a la petición original. No parecí­a ser una imagen tomada de internet. Luego, mediante los resultados de búsqueda de Google con la imagen, localicé el Twitter de alguien que la habí­a retwiteado, y de ahí­ salto a salto hasta la cuenta de la joven y de alguno de sus familiares. Investig ando entre sus contactos me cercioné lo suficiente (para mi entender) de que no era una broma pesada.

2013-04-08_154248

No se por qué algunas campañas funcionan y otras no. El formato de la foto, la redacción del mensaje, la simpataí­ de la gente. No sabrí­a decirlo, pero apuesto a que muchos Marketers les gustarí­a también averiguarlo para las campañas de publicidad de sus clientes.

Por suerte, esta vez, la niña apareció. No conozco las causas, pero probablemente haya sido una chiquillada, aunque la repercusión haya sido tan amplia.

La encontró finalmente la policaí­ y la llevó a su casa. En palabras de la familia, una extraordinaria labor de policí­a judicial y local de varios municipios conjuntamente, que no han cejado en la búsqueda durante los cuatro dí­as, han hecho todas las preguntas necesarias y han “molestado” a quien ha hecho falta para encontrar a la niña. No sabremos si han ayudado las redes sociales o no, pero al menos esta vez, el final ha sido feliz.

Ahora habrí­a que hablar de intentar quitar toda la información generada, de la privacidad de la niña (que recordemos que es menor), de como mejor o peor habrí­a sido poner el texto incrustado en una imagen para que no lo indexasen los buscadores, etc…todas esas gilipolleces que ya deberí­an dar igual, porque lo importante era recuperar a la niña sana y salva…pero lo intentaré comentar en otro post, porque es un tema interesante yo creo, desde el punto de vista legal y tecnológico.

A %d blogueros les gusta esto: