Skitergia

Parametrizando el mundo



Conceptos básicos: facturación, beneficios e IVA

by Skiter on 13 abril, 2012

Ayer Skitergia registró record del año de visitas, que han venido aument ando desde el dí­a 2 (lunes) exponencialmente, como pasa todos los trimestres. La razón es que tengo un post escrito habl ando de los nuevos tramos del IRPF y cada trimestre pequeños empresarios, nuevos startupers , y autónomos se vuelven locos haciendo la declaración del iva.

Nosotros ayer también estuvimos de cuentas y facturas en la empresa, y surgió el tema de la diferencia entre facturación y beneficios. Algo aparentemente trivial, pero que muchos confunden y que al final, a muchos también les da problemas cu ando hay que pagar el IVA.

Ahora mismo podrí­a deciros que el volumen de facturación de mi empresa se ha incrementado hasta el 170% en el primer trimestre del año, que en los últimos 3 años hemos conseguido un aumento de los beneficios del 45% y que además por fin rendimos con balance positivo.

¿Como os quedáis?? Me veis ya con el BMW en la puerta y pens ando en el color del yate, ¿a que si?

Pues nada más lejos de la realidad, os lo aseguro. Las cifras porcentuales si. El volumen neto (en euros) no os lo digo, que hay crisis. Pero con la información que os he dado, en realidad no os he dicho nada. No podéis saber si facturo unos miles de euros al mes,  unos cuantos de cientos de miles, o si quiera millones (juas!! iba a estar yo aquí­ escribiendo).

Estoy harto de ver startups que presentan balances a posibles inversores argument ando que han incrementado su facturación en un 250%. Esto quiere decir que si el año pasado cobraron a sus clientes 1Millon de euros, este año han cobrado ¿2’5 Millones…o 3’5? Aritmética básica, dependiendo de como lo quieras escribir y como lo vayan a leer. Un incremento del 250% realmente deberí­a significar que facturas lo mismo que el año pasado, y además 2’5 veces más. Luego si facturaste 1 Millón, este año deberí­as haber facturado 3’5 (1 + 2’5). Probable, y habitualmente, se suelen referir es que este año cobraron 2’5 millones, 1’5 más que el año pasado, lo que es un incremento del 150% respecto al año pasado. Pero si tomamos la cifra actual,serí­a un incremento del 60% (1M de 2’5M es el 40% de 2’5).

Mola de cuantas maneras se puede decir lo mismo, según queramos pintarlo .

Pero, y ahora la cuestión importante, ¿¿cuanto de eso son beneficios?? En la ultima empresa en la que trabajé, eramos 12 personas para facturar unos 5M al año. Empezó la crisis y hubo que despedir a gente. Mas adelante a otros pocos. Y así­ hasta que nos quedamos sólo 5 para sacar la empresa adelante, eso si, increment ando la facturación hasta los 7 M de euros. ¿Como es posible? Menos gente, más facturación…debí­amos de ser unos genios. Nada más lejos de la realidad, pues tení­amos una gestión pésima de los proyectos, que aunque gr andes (y caros), casi todos eran deficitarios en costes de puesta en marcha, horas de trabajo, y partes proporcionales en la aportación a los gastos mensuales fijos de la propia actividad de la empresa. Porque facturar más no implica necesariamente que se esté haciendo mejor.

Pero, supongamos que la gestión es medianamente aceptable, y podemos afirmar que hemos incrementado los beneficios en un 10%. ¿Netos o brutos? ¿sobre que base?. No es lo mismo decir que hemos incrementado los beneficios sobre la facturación total, que sobre los beneficios netos del año pasado. Podrí­amos haber facturado más del doble que el año pasado, y no obstante tener unos beneficios solo un mí­sero 10% mayores que anterior año (mala gestion = maldición), haber mantenido la facturación y haber mejorado el rendimiento monetario en un 10% (mejora de la eficiencia = un sueño), o incluso haber facturado menos y haber mejorado los beneficios (gestión sublime, eficiencia de Nobel = Mito). Si facturé 10 el año pasado y gané 1, y este año he facturado 20, pero he ganado 1’5 en lugar de 2…mal voy.

Pero (el tercero), ¿que pasa con el IVA?. Nuestro contable me comentaba que muchí­simos de sus clientes consideraban como beneficios los brutos obtenidos directamente de la facturación, sin tener el cuenta que lo correspondiente de IVA no es suyo , sino que es de la hacienda pública y van a tener que pagarlo. Muy pocos son previsores y guardan lo que deben para estar a bien con el fisco a final de año.

El IVA emitido (el que se cobra a los clientes) se suele compensar con el recibido (el que nos cobran por lo que compramos). De esta forma, las empresas que han mejorado son las que realmente terminan abon ando un IVA no tan gr ande, por la compensación, pero pag ando al fin. Las que “se mantienen” pueden seguir sobreviviendo con una liquidez real mí­nima, ya que no tienen que realizar gr andes desembolsos en impuestos. Y las que gastan más de lo que ganan…no, hacienda casi nunca devuelve dinero …pero digamos que hace un poco la vista gorda hasta ver si te va mejor.

Asi que, ¿habeis sido previsores, gestionado bien vuestro negocio, o incluso ganado algo de dinerito extra?

A %d blogueros les gusta esto: