Skitergia

Parametrizando el mundo



Propositos para el nuevo año: cambiar algo, por ejemplo, la #educacion

by Skiter on 30 diciembre, 2011

Acabo de venir de ver la pelí­cula Real Steel (Acero Puro). Una pelí­cula bastante moñas, la verdad, pero que a todo público infantil por debajo de los 10 años parece haber encantado. A mi me ha recordado mucho a todas esas pelí­culas de mi infancia que me hacian salir del cine queriendo ser paleontólogo (Jurasic Park), arqueólogo (Indiana Jones), astronauta (Elegidos para la gloria) o incluso informático (Tron). Cosas de niños, ya se sabe, pero me harí­a mucha ilusión que algún niño haya salido con la semilla de la robótica plantada en su cabeza, aunque sospecho que será bastante improbable.

Hablando de otras cosas, esta semana hemos tenido por Facebook la misma discusión en varios muros, todo a raiz de la noticia de que un movimiento en Actuable exigia la retirada de un libro de las estanterias de El corte Ingles y La Casa del Libro. No menciono la temática porque me da igual (y de todas formas vereis en los enlaces) porque lo importante de la frase son las palabras exigir, retirar y libro. ¿Desde cuándo en una sociedad que se dice democrática y libre, se exige, en una socedad que se dice estar basada en el respeto, se retira, y sobre todo, como somos capaces de autodenominarnos civilizados queriendo borrar un libro del mapa?

Por otro lado, a lo largo de este año me he reunido con varios profesores de colegios e institutos y he asistido a sus clases para ver como utilizaban sus pizarras electrónicas o, sencillamente, internet en clase. También hemos adquirido en la empresa varios smartphones, tablets, ipads y eReaders para investigar que apps existen para el ambiente docente y por donde podemos ir planteando las nuevas ideas para 2012. El resultado ha sido bastante desastroso.

Las pizarras electrónicas se utilizan poco más que para proyectar un word,  un power point o unas fotos. Las aplicaciones docentes que existen son tan sosas y simples que a medida que se va ascendiendo en edad por primaria, van desapareciendo en cantidad, calidad y contenidos (de secundaria ya ni hablo: no hay casi nada). En tablets pasa más de lo mismo. Hay más juegos chorra y aplicaciones para calcular el peso ideal, que aplicaciones realmente didácticas. Y de lo poco que hay, pocas superan la temática y estructura que podria plasmarse en un word, un power point o una simple fotocopia.

Hoy en dí­a ya se pueden obtener tablets Android más que capaces por unos 120€. ¿¿Cuanto se gasta un padre cada curso en libros de texto y cuadernos?? Por favor!!!

Parece mentira que no haya habido más profesores y desarrolladores dispuestos a trabajar conjuntamente para crear algo más que gnomos y ranas que cantan tonterias cuando el niño pone un cuadrado en el sitio correcto. Pero claro, eso cuesta esfuerzo y no está asegurado que venda :P.

Parece mentira que sigamos enseñando igual que cuando yo, mis padres o mis abuelos eran niño. Hoy en dí­a, que tenemos internet en las escuelas, que existe la wikipedia, que tenemos pantallas táctiles, acelerómetros, sensores de proximidad, conexiones bluetooth, audio, video, robots baratisimos, existe arduino o mil ejemplos mas, no tengamos una escuela ya donde podamos asegurarnos que nuestras generaciones venideras no solo nos van a superarnos, sino que van a ser capaces de garantizarnos un mundo mejor con toda seguridad. No hemos cambiado nada, e incluso vamos a peor.

Por esa razón, eduquemos a los niños en casa, para que puedan ir a la escuela a que les enseñen, y la curiosidad les incite a ellos mismos a buscar más, a pensar, a crecer sabiendo. Piquémosles, démosles algo más que una muñeca chochona o una gorro de vaquero para jugar. Incitémosles a pensar, a conseguir retos por ellos mismos.

Asumamos que somos adultos, que se nos ha pasado el arroz y que no vamos a poder ir ya más allá de lo que nos permiten nuestras obtusas mentes ya encapsuladas en la vida diaria. Y una vez asumido, empleemos nuestra inferioridad respecto al potencial en bruto que tienen las futuras generaciones para ponerselo lo más facil posible. Dediquemos los empresarios nuestros esfuerzos no a vender más a mas borregos, sino a vender mejor material para el que lo compre. Dedicad los maestros más tiempo a enseñar pensando, y menos a memorizar absurdos textos para el examen. Que los padres se preocupen menos de qué pelicula o juego de consola le ponen a sus niños para que dejen de dar la tabarra, y piensen más en salir a jugar, o hacer los deberes de mates con ellos. Desde el barrendero hasta el catedrático. Desde la dependienta hasta la premio nobel. Desde el obrero al director de cine.

 

Proposito para 2012: hagamos todos un esfuerzo y cambiemos algo.

%d personas les gusta esto: