Skitergia

Parametrizando el mundo



La vergí¼enza nacional y el #estadoDelMalestar

by Skiter on 7 septiembre, 2011

La naturaleza se equilibraba a si misma…
…hasta que el hombre inventó las subvenciones

 

A raí­z de un ví­deo  que me ha llegado hoy ví­a los de ” el estado del malestar” sobre la reciente reforma de la constitución en pro de las limitaciones del endeudamiento público, me ha vuelto a dar vueltas a la cabeza el cabreo y la vergí¼enza ajena nacional que siento. Somos un paí­s de alfeñiques, niñatos y señoritos (y sus correspondientes femeninos), que nos hemos creí­do eso de “el estado del bienestar” como un derecho básico, cu ando en realidad es, o deberí­a ser ,  un premio añadido al esfuerzo y las buenas prácticas responsables.

Estamos mal acostumbrados a la protección social, a las subvenciones, a que papá estado nos saque las castañas del fuego con ayudas y, básicamente, dinero . A la hora de cobrar, todos ponemos la mano, pero para pagar, todos intentamos escaquearnos. Y así­ nos vá.

Estoy en contra de la reforma de la constitución realizada, porque no hací­a falta , porque se deberí­a haber hecho en referéndum, y porque las ansias y las prisas eran más de cara a la galerí­a (franco-alemana) que de cara al pueblo y a los polí­ticos, que seguro que se las terminan apañ ando para saltarse la norma.

Pero por otro lado, estoy completamente a favor. No podemos pretender que nos sigan prest ando dinero si no damos muestras de confianza dignas de merecerse la confianza reciproca. A ver quien es el “majete” que invierte en un pais que no paga sus deudas, se endeuda más y más para pagarle una renta mensual a los vagos y los peleles, que no se esfuerza en hacer las cosas bien y, sobre todo, que no aprende ni a tortas .

Me pareció muy ilustrativo la explicación de la ” Muerte y resurrección de Keynes“, donde se demuestra que dentro del ámbito del euro, regulados de forma conglomerada con el resto de paises de la UE, y bajo cirunstancias adversas como la actual crisis, nuestra única salida habrí­a sido tener una producción fuerte y unos “ahorros” suficientes para aguantar el tirón. Pero no los tenemos. En épocas de bonanza no nos hemos preparado, como la cigarra y la hormiga (version “española“). Ahora o nos jodemos, o aceptamos las reglas que nos imponen los pocos aún dispuestos a ayudarnos (y enriquecerse ya de paso a nuestra costa).

 

Así­ que la reforma de la constitución para evitar el endeudamiento es una bajada de pantalones ante europa, si. Que  se antepondrán los pagos de la deuda externa a otros gastos estatales, si. Que la principal repercusión será en los gastos sociales, y que eso dará al traste con el estado del bienestar  en España. Pues si.

Y en mi opinion que nos den por saco, que ya es hora . A ver si así­ volvemos a aprender lo que es trabajar duro, recuperamos el respeto por el emprendimiento, volvemos a darnos cuenta de que no pasa nada por mancharse las manos de barro y llenárselas de callos, recordamos como era eso de ahorrar y, ya de paso, aprendemos a votar mejor .

Mamá naturaleza, cu ando sus hijos se comen el bosque sin control, los mata de hambre. El español, cu ando se queda en la calle, pide una subvención.

A %d blogueros les gusta esto: