Skitergia

Parametrizando el mundo



Empresarios, BusinessAngels, emprendedores, titiriteros y marionetas.

by Skiter on 6 mayo, 2011

La verdad es que posiblemente está haciendo el idiota con algunos de mis clientes, consider ando lo que les cobro y las inmensas cantidades de dinero que ganan algunos de ellos, pero “yo he venido aquí­ a hablar de mi libro“, así­ que eso ya se comentará otro dí­a.

Hoy, comentándome un cliente cómo funciona su negocio, me ha explicado cómo los socios fundadores crearon la empresa poniendo cada uno de ellos sobre la mesa unas cantidades de dinero, irrisorias para ellos, pero que no he conseguido cobrar yo en el total de mi vida laboral, y aún tardaré mucho en alcanzar. Inmediatamente me han venido a la cabeza todos esos Bussines Angels que aparecen habitualmente en los “saraos” de emprendedores tipo Salón del Emprendedor, Iniciador, Salón Mi Empresa, etc… Concretamente me acordaba del Elevator Pitch de un Salón Mi Empresa que me defraudó bastante, porque los Angels allí­Â presentes parecí­an muy doctos en temas de negocios e inversiones, pero luego sus mejores calificaciones no coincidieron con las empresas en las que yo habrí­a invertido, bien por la presentación, bien por la idea de negocio que pretendí­an potenciar con la inversión de un Bussines Angel.

El caso es que en los salones repletos de inocentes emprendedores, ingenuos de  nosotros, nos vemos hipnotizados por estas figuras de apodo bí­blico y aparentes billeteras ligeras, dejándonos arrastrar a un mundo (mundillo, mejor dicho) en el que las gr andes palabras técnicas como SocialMedia, BussinesPlan, ROI, las 3F’s, blablabla… nos hacen imaginar que en poco tiempo tendremos nuestro negocio montado, con una red social propia, campañas de marketing de guerrilla, pegatinas urbanas con innovadores diseños, referentes de vanguardias en las páginas de freelancers…en fin

Todos los que hemos fantaseado de esa forma, somos las marionetas, y por fantasear, iremos al cajón del backstage una vez que termine la función, esper ando con suerte hasta que haya un nuevo pase en escena, si llega a haberlo.

Los titiriteros, son los que realmente saben meterse al público en el bolsillo, actuar delante de la audiencia y, lo más importante (sobre todo para ellos), los que se llenan los bolsillos con los elogios y los premios. Pero bueno, el mundo es así­. Como marionetas tenemos que esforzarnos en parecernos a Pinocho y tal vez un dí­a nos convirtamos en personas de carne y hueso como los titiriteros. Mejor dejémoslo en personas de carne y hueso solamente.

La revelación de hoy ha sido descubrir al dueño del teatro. La persona que realmente lleva muchos años ahí­, viendo pasar tantos titiriteros con sus marionetas por delante que ya ni siquiera es capaz de reconocer sus caras. Es más, tras tantos años, no tiene ni la llave de las puertas, porque de eso se encarga su conserje de confianza. El no tiene que viajar de pueblo en pueblo busc ando donde montar su funcion. No tiene que buscar nuevas marionetas que reemplacen las estropeadas. Simplemente tiene que sentarse y esperar a que alguien venga a pedirle el precio por alquilar su teatro por unas cuantas funciones.

Estos personajes son realmente los que cortan el pastel. Los que mueven el pais y los que, conociendose todos ellos porque son, estos si de verdad, parte de un mundillo muy pequeño, no necesitan de imágenes de empresa, campañas de marketing, imagen de marca personal ni todas esas chorradas. Un nombre, un nif y una mesa suficientemente fuerte que aguante el poner la primera bolsa de dinero, y las que vengan después. Empresas que operan en bolsa, pero no son conocidas fuera de su sector. Empresas que en un mes, facturan lo que gana una pyme de éxito en sus 3 primeros años, t con margenes de beneficio proporcionales. Empresas y empresarios de verdad, que emprenden, y que no obstante no veremos en ninguno de esos salones para emprendedores.

Creo que después de esto, no volveré a ver a un titiritero de la misma forma, aunque esto probablemente signifique que no llegue muy lejos sin que alguien mueva mis hilos de marioneta.

A %d blogueros les gusta esto: